LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
45 mensajes Opciones
12
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Vinculo sobre Billy el Gato (Bill Gates)
 Pongo aca el vinculo al que te refieres porque no se puede entrar a traves del tuyo: sobra un http.

Copio y pego lo mas destacado de ese articulo y me quedo parado, porque no hace referencia a Terrenos como quien quisiera basicamente edificar, sino a "Tierras de Cultivo". Sorprendente.

Con un patrimonio neto de 121.7 mil millones de dólares, Bill Gates se ha convertido ahora en el rey de las tierras agrícolas. Se calcula que sus tierras, diseminadas por 18 estados, ocuparían un área similar a siete veces Manhattan.
Bill Gates es un terrateniente. Sí, también es el cofundador de Microsoft y el cuarto hombre más rico del mundo. Pero si algo le diferencia de los otros multimillonarios es que Bill tiene latifundios por todo lo ancho y largo de los Estados Unidos de América. Entre él y su mujer, Melinda, poseen 242.000 acres de tierra de cultivo. Así lo publica Land Report, la revista para inversionistas de tierras que rastrea a los mayores propietarios de tierras del país.

Los grandes terratenientes de EEUU

Sin embargo, y a pesar de ser el mayor propietario de tierras agrícolas privado de Estados Unidos, no es el mayor terrateniente del país. Ese "título" pertenece al presidente de Liberty Media, John Malone, que tiene 2,2 millones de acres (además del 49% de las acciones de Starz y el 29% de Discovery). Y no está solo en este terreno que parece que se ha convertido en tendencia entre los más acaudalados. Así, el fundador de CNN, Ted Turner, ocupa el segundo lugar con 2 millones de acres de tierras de rancho en ocho estados y Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, también está invirtiendo en tierras(la negrita es mía); y posee 420.000 acres, principalmente en el oeste de Texas.

Y en la publicación se especula en los motivos;  se hace referencia al alto rendimiento buscado (un millonario asi siempre lo buscara, claro), cultivos para trasplantar a paises pobres, cultivos resistentes al cambio climático......eso sí, "de forma silenciosa" y sin que se especifiquen publicamente los motivos.
Al menos esto tiene mas sentido que comprarse un lujoso bunker.......
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Sigo comentando a Walbak
Del autor:
Era esta clase de hacendados la que poblaba el campo de Italia y Sicilia de bandas de esclavos que amenazaron más tarde la misma existencia de Roma en la rebelión de Espartaco, en la que de 60.000 a120.000 esclavos acosaron a las legiones regulares de la República durante dos años (73-71 a. de J.C.).
Mientras tanto, los pueblos y las ciudades se llenaban de esclavos orientales, los cuales no sólo hacían todo tipo de trabajo manual, sino también trabajaban como maestros, médicos, arquitectos y profesionales.
Claramente, la mano de obra libre no podría esperar ganar mucho más mientras los esclavos fueran abundantes; y hay pruebas independientes de que, de hecho, un labrador ganaba aproximadamente 300 denarii al año, cifra que representaba una subsistencia extremadamente pobre para él mismo, su mujer y su familia,

Los barbaros cerca de Roma, como se ve por la peli  Espartaco. Y la inevitable caida de salarios generalizada con tanta gente venida de fuera. Y esto ya en el siglo I d C. Hay dinamicas, mecanismos, realidades, que no cambian.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Sigo con las perlas de Walbank

La hacienda «nuclear», explotada con los métodos de la economía de subsistencia, bajo la protección de algún terrateniente poderoso, ofrecía a su propietario un refugio seguro frente a esta presión.   Esta fuga de la industria de las ciudades a haciendas dominicales contribuyó a la descomposición económica general al reducir las zonas abiertas realmente al comercio. y una disminución del número de consumidores potenciales para las mercancías que todavía circulaban en los viejos mercados. De esta forma, la gran propiedad desempeñaba su papel en la reducción del comercio y la aceleración del proceso general de descentralización.

Comentario mio: Casi se comenta por si sola buscando similitudes (no exactitudes pero sí similitudes) con la situación actual. El hacendado es tal porque huye o bien de impuestos o bien de la situación de caos municipal(especialmente Roma). Esto contribuye al proceso de des-centralización de la potencia (y el consumo total) económico. La apertura al comercio, pues, se limita, y el consumo ya no es lo que era ni en cantidad ni calidad (lo cual no quiere decir que la gente se muera de hambre, al contrario).

Estoy sacrificando de entrada complejidad en la explicación por simplicidad en la exposición, para que quede claro todo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Sigo

La disminución de la población y la contracción de los recursos no estuvieron acompañadas, desafortunadamente, por una reducción en el costo de la administración imperial.

el sostenimiento del nivel cultural romano exigía en toda esta amplia región el suministro adecuado de las comodidades de la vida civilizada—baños, gimnasios, teatros, anfiteatros, escuelas de lucha cuerpo a cuerpo, acueductos, casas consistoriales, arcos ceremoniales, sepulcros labrados, columnas triunfales, plazas de mercado, columnatas y templos—, consideradas todas ellas esenciales para la vida en plenitud de un ciudadano´. La vida en las ciudades se caracterizaba siempre por el despilfarro.

En el siglo III la crisis se hizo abierta y catastrófica. Los leves rumores a lo largo de las fronteras del nordeste, que a fines del siglo II d. de J.C. se habían vuelto suficientemente fuertes para sacar al filósofo Marco Aurelio de su estudio, camino del campamento, estallaron por fin, ahora en el desastre de una invasión bárbara de gran alcance.

Seguirá......

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
La anemia financiera había conducido a la parálisis gradual del Estado. Sin embargo, la víspera de su hundimiento, y en cualquier caso durante el siglo IV, las consecuencias económicas no parecen haberse hallado en una etapa de depresión general.
El comercio era activo, la producción de bienes manufacturados era satisfactoria, las ciudades se encontraban densamente pobladas. Muchas nuevas tierras se habían puesto  en producción.
(Sin embargo) Los residentes de Cartago fueron cogidos por sorpresa en el anfiteatro cuando se produjo el ataque por sorpresa de los vándalos. Los patricios de Colonia celebraban placenteramente un banquete cuando los bárbaros  se hallaban ya próximos a las murallas de la ciudad.
A pesar de los esfuerzos de los emperadores, las defensas imperiales resultaron insuficientes; y demasiados miembros de la clase gobernante no se dieron cuenta del significado de lo que estaban presenciando.
Las masas, acosadas más allá de lo que podían soportar por los fuertes impuestos, la regimentación y los sueldos en descenso, recurrieron a las huelgas, y por fin a la insurrección o a la apelación a los mismos bárbaros.
 En el siglo IV escritores como Amiano y Temistio dan testimonio del apoyo popular que se ofrecía a menudo a los invasores; y en otra parte leemos que se salvaron del hambre con la ayuda de los campesinos que les dirigían hacia los almacenes romanos.

(parrafos de Walbank, "La pavorosa revolucion" y Aurelio Bernardi "Los problemas economicos del I. Romano..." en Carlo M Cipolla y otros "La decadencia economica de los imperios" Alianza Editorial)
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Bajo el nombre de bagaudes (probablemente una palabra celta que quiere decir «los individuos en rebeldía»), lograron ocupar zonas enteras en el oeste y administrar justicia «bajo el árbol frondoso». Paulino de Pella los describe como «una facción servil con una mezcla de jóvenes nacidos libres, locos de atar, y armados para el especial asesinato de los nobles»; pero Salviano de Marsella considera que sus éxitos en el siglo V son, como los de los bárbaros, el castigo de Dios por la maldad de los romanos; y, como Paulino, admite que incluso hombres acaudalados y de educación liberal se han unido a ellos.

La empresa privada, por sí sola,resultaba incapaz de alimentar a la población civil, y el Estado se vio obligado a intervenir. En el siglo IV d. de J,C., el cuadro que los códigos legales revelan corresponde a un absoluto control estatal sobre los individuos.

La vida económica y política estaba dominada por la idea de la coacción. El mundo del intercambio libre y de laissez faire estaba oficialmente muerto. Participación directa del Estado en el comercio y la industria. El predominio del Estado sobre el individuo y sus intereses era, en esencia, un retroceso a los métodos de organización económica orientales, propios de la Edad de Bronce. Pero —y esto es importante para entender la situación— no fue, en ningún sentido, debido a la aplicación de un conjunto de principios ideológicos. Los emperadores no penetraron en el campo económico porque creyeran en la empresa estatal; sus reglamentos no eran la expresión de una ideología favorable a la regimentación y el control estatales.
Por eso, es engañoso ver el asunto como una cuestión de principios, como un conflicto ideológico entre el Estado y el individuo. Al contrario, los últimos césares fueron víctimas de las circunstancias, como ninguna otra vez lo fueron los hombres. Se encontraron enfrentados con ciertos problemas de finanzas y de producción esencial, que podían resolverse siguiendo un camino, y sólo uno; y lo siguieron.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77

. En el siglo IV estaban sin cultivar enormes extensiones de tierra, y el bandolerismo era tan común que en el año 364 se prohibió el uso de caballos alos pastores,. y en el año 450 los códigos legales hacen referencia a niños vendidos como esclavos como consecuencia del hambre de sus padres. con las invasiones de los godos en el siglo V y el fin de las importaciones de trigo del África vándala, los documentos se vuelven escasos y difíciles de interpretar. Los testimonios se refieren a la desaparición de los gremios y de toda la organización de la que formaban parte, con el colapso del Imperio occidental en el año 476.

Como hemos visto, la presión sobre el individuo corriente, sobre el miembro del gremio y el campesino independiente, el peligro causado por las mismas tropas, y la carga a menudo insoportable de los impuestos y el trabajo forzado, empujaban a un número cada vez mayor de víctimas a escapar; y muchas veces sólo había un refugio, el terrateniente grande y poderoso. Porque los terratenientes sobre vivían e incluso prosperaban mientras los hombres de la ciudad perecían o, si podían evadir sus obligaciones como curiales, se retiraban a sus fincas y se convertían en terratenientes exclusivamente.

Además, los señoríos eran el principal mercado que quedaba para el comercio internacional de artículos de lujo, comercio que seguía actuando aun después de que todas las necesidades primarias se satisfacían en la localidad.

Estos feudos, hogares del lujo y la cultura incluso en las horas más oscuras del Imperio, se destacaban como los nuevos guardianes de la tradición antigua; y hasta cierto punto traían la cultura al campo, con el que mantenían una relación más estrecha que la que nunca habían tenido las ciudades, a las cuales reemplazaban. Una difusión de la cultura a un nivel infinitamente más bajo que el que había existido en las ciudades, pero sobre un área mucho más amplia, fue quizá una de las realizaciones positivas más importantes de este período.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
En todas partes, los colonos se reclutaban constantemente entre los campesinos independientes, a quienes los duros tiempos habían empujado a quedar a merced del terrateniente local, entregando su libertad a cambio del patrocinio y la protección de éste.  De hecho, los grandes terratenientes medraban en contra del Estado y usurparon sus funciones. Así los encontramos a lo largo de las fronteras del norte, o en África, reclutando ejércitos privados de esclavos  para realizar solos la defensa de la frontera y la expulsión de los bárbaros. Pero a largo plazo, al debilitar la autoridad central, el sistema señorial debilitaba también la defensa, y sobre todo en las provincias occidentales aceleraba la descomposición del Imperio.

Mientras tanto, el verdadero mundo clásico había perecido en Occidente. A fines del siglo IV, las tropas del Danubio fueron disueltas porque ya no había pagador; y en el siglo V resultó imposible reclutar incluso los pequeños ejércitos de 10.000 a 20.000 hombres necesarios para rechazar a los bárbaros. Así las invasiones encontraron poca resistencia real en un mundo desgarrado ya por dentro, descentralizado e irreparablemente debilitado social y económicamente
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Roma actuaba económicamente como un tumor parásito, absorbiendo lo mejor de todas las partes del Imperio, también en el campo de la literatura su influencia magnética atraía hacia el centro a cualquiera que tuviera habilidad o ambición, privando a las provincias de toda oportunidad de crear su propia cultura autónoma.
De hecho, fue sólo al tiempo que avanzaba el proceso de descentralización cuando disminuyó la atracción ejercida por Roma, y las provincias —en especial el norte de África y las regiones de habla griega en el siglo II — empezaron a desarrollar de nuevo su propia vida cultural.
Tácito llegó a la conclusión de que esta decadencia procedía del establecimiento del Principado; y en sus obras posteriores, defendió la idea de que la paz había costado un precio alto, que no sólo incluía la oratoria, sino la misma libertad. (Pero) Nunca se planteó seriamente la restauración de la República, porque nadie podía afrontar un regreso a las condiciones caóticas del siglo I a. de J.C.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

Lazarus Long
En respuesta a este mensaje publicado por hector77
Sí a todo, hector77!! Solo resaltar que fue un proceso de tres siglos. Los colapsófilos deberán tener paciencia (Me he inventado eso de "colapsófilo", bueno, eso creo)



Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Sí, tienes razón. De entrada decir que tuve que elegir entre una vision cronológica, puramente histórica, y las "perlas" que va insertando Walbank como observaciones generales conforme avanza su detallado estudio y referencias. Opte por esta ultima como mucho más atractiva de comprender y asimilar.
En cuanto a la duracion, unos tres siglos (aunque podría comenzar a fecharse un siglo antes de C, cuando la República comenzó a perder fuerza), y el asunto del "colapsismo", es cierto que Roma tardó mucho tiempo en colapsar. Al menos esos tres siglos. Pero, desde nuestropunto de vista, Roma era una sociedad medianamente compleja en cuanto a su estructuración. La nuestra no se que sea de gran complejidad, es que podríamos llamarla HiperCompleja, con ramificaciones y consecuencias, para bien o para mal, por todas partes.  Vuelvo a la imagen que utiliza como simil yah ace tiempo Gail Tverberg. Ella habla de una economía en red y la ejemplifica con tal imagen. Pero el haber utilizado palillos que sustentan la totalidad, autosustentándose, es, aunque no una imagen totalmente fiel de la realidad, más cercana a esta que lo de la red. Solo hay que pensar en el funcionamiento y repentina medio-caída de la red de suministro mundiales con "escasez de casi todo" o el contagio de la china Evergrande (y las consecuencias de la pandemia, que aún no se ha ido)
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Con anterioridad, el contacto con la cultura superior de Grecia les llevó a un cambio radical en su modo de pensar, pero, como señaló Polibio por propia observación, y como generaciones de moralistas y satíricos romanos nunca se cansaron de mencionar, esta cultura también había traído consigo un mayor lujo y un mayor relajamiento en el comportamiento. Los aliados de la liga italiana empezaron a quejarse de la creciente avaricia y opresión del Estado principal; y de una u otra manera, la incapacidad de la aristocracia romana para la tarea de gobernar un imperio se hacía cada vez más evidente

Posteriormente, en Occidente, aunque las ciudades con frecuencia (pero no siempre) murieron, las propiedades feudales y los monasterios guardaron la herencia y la transmitieron. La causa fue que tenía detrás, reforzándolo, los logros de la civilización clásica y su herencia técnica. La nueva artesanía introducida por los griegos y los romanos sobrevivió. En Francia y Germania, los hornos de los vidrieros sirios fueron mantenidos por sus seguidores, que transmitieron la técnica de artesanos a aprendices; y en el año 700 d. de J.C. las norias, conocidas en el siglo I y desarrolladas en el IV, eran utilizadas ampliamente en zonas tan al norte como Inglaterra. Además, no se deben ignorar las contribuciones positivas de los mismos invasores. Los abrigos de piel y pantalones se habían hecho bastante populares como para que los prohibieran en Roma por edicto imperial en los años 397 y 399; y la Alta Edad Media se benefició de una larga serie de innovaciones que no procedían del mundo clásico, sino de los pueblos del Norte, entre ellas las joyas de esmalte tabicado, la fabricación de fieltro, los esquís, el uso del jabón y de la mantequilla, la construcción de tinas y barriles, el cultivo de centeno, avena, espelta y lúpulo, y el descubrimiento del arado pesado, el estribo y la herradura. Pero estas invenciones sirvieron fundamentalmente para completar el legado principal de forma que, sobre los logros del mundo clásico, se avanzó hacia un amplio uso de la fuerza animal, hidráulica y del viento. La importancia de estos nuevos avances en la historia de la humanidad es incalculable.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Ya hemos mencionado los feudos y monasterios de Europa occidental como los centros de habilidad técnica; pero los monasterios, por lo menos, eran más que eso. Como casas de estudio donde todavía se hablaba el latín, albergaron el trabajo de cientos de monjes que copiaron diligentemente los antiguos textos clásicos que iban a servir de base a la nueva erudición del Renacimiento venidero.
El Imperio oriental ofreció ayuda, y desde el siglo XI el redescubrimiento del Corpus Iuris Civilis de Justiniano «extendió el estudio del Derecho romano como un reguero de pólvora por las nacientes universidades de Europa, e incluso fue a menudo una de las causas de su fundación»
Sirvió para establecer una base común de legislación en gran parte de Europa. Ya en esta época habían concluido los tiempos oscuros, y las nuevas brisas del siglo XII avivaban las chispas de cultura y erudición, encendiendo una nueva llama. De una u otra forma, nuestra propia sociedad ha incorporado en su tejido todo lo importante de la cultura clásica y de la cultura de civilizaciones aún más antiguas.

FIN

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

Samanense
En respuesta a este mensaje publicado por El Ultimo Argentino
CONTENIDOS ELIMINADOS
El autor ha borrado este mensaje.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: LA CAÍDA DE ROMA Y EL FIN DE LA CIVILIZACIÓN

hector77
Hoy en mi huerto no hace mucho estrenado he visto una cosa roja. Os aseguro que, y no se porqué, creía que era un boligrafo de tapa roja que había tirado alguien (no se desde donde, pues es chungo ya solo entrar en el huerto). Pues resulta que el rojo era de un rabanito, y no solo había uno sino varios. No veais la alegría que me he pegado. Siendo novato parece que hay algo que estoy haciendo bien.
Así que no puedo estar mas de acuerdo contigo, Samanense
12