POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
43 mensajes Opciones
12
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Anselmo
Este mensaje fue actualizado el .
29-03-2018

https://www.ecosophia.net/an-astrological-interlude-aries-ingress-2018/

Este cuarto miércoles del mes normalmente lo habitual habria sido un post, pero a estas alturas me han pedido varias personas que publique la predicción astrologica  del periodo zodiacal que empieza, el ingreso de Aries en 2018, y este es un momento ctan bueno como cualquiera.

Ingreso en Aries ? Ese es el término técnico para el comienzo del año astrológico, el momento del equinoccio de primavera cuando el Sol entra en el signo zodiacal Aries. En lo que se conoce como astrología mundana -la astrología de la política, que rastrea el ascenso y la caída de las naciones- la entrada en Aries de cada año, proyectada para la longitud y latitud exacta de la  capital de cada nación, es una de las herramientas más esenciales. No es el único modo de emplear  de la ciudad astrológicamente, como veremos, pero ofrece una buena aproximación de trabajo para tomarle el pulso a la evolución del clima colectivo político y social durante parte o todo el año por venir.

Antes de comenzar, es probable que sea necesario quitar un par de cosas. Sí, he oído hablar de la precesión de los equinoccios, y también lo ha hecho cualquier otro astrólogo. Los científicos materialistas tienen en mente que no lo sabemos y que ello desmiente la astrología. Er, chicos, ¿de dónde crees que viene todo lo que se habla sobre la Era de Acuario? Los signos del zodíaco no son lo mismo que las constelaciones; los signos son cuñas de 30 ° de la eclíptica (la línea trazada por el Sol contra el telón de fondo de las estrellas a lo largo del año). Esas cuñas obtuvieron sus nombres de las estrellas que solían estar allí en la antigüedad griega, y desde entonces han pasado a otras cuñas. Es porque los materialistas científicos no se molestan en aprender tales hechos básicos sobre la astrología y porque los astrólogos, en general, no prestan atención a sus balbuceos.

Ah, y también sé que la tierra se mueve alrededor del sol, y no al revés. Lo mismo ocurre con cualquier otro astrólogo. Echamos gráficos centrados en la Tierra porque es donde vivimos nosotros y nuestros clientes, por lo que las posiciones de los planetas con respecto a la Tierra (y de hecho a longitudes y latitudes específicas en la superficie de la Tierra) son los datos que importan. Si los seres humanos alguna vez se establecen en Marte, no espero que esto suceda, pero se ha discutido en detalle en círculos astrológicos, sus astrólogos tendrán que volver a calcular todas las posiciones planetarias desde un punto de vista marciano. Ah, y tendrán que descubrir qué influencia astrológica tiene la Tierra a partir de una carta astral en Marte, de la misma manera que los astrólogos terrestres han descubierto las influencias de Urano y Neptuno, sin mencionar los planetas enanos como Ceres y Plutón. Y , están trabajando en Eris, Sedna, et al. ahora mismo.

No uso cuerpos menores como Ceres y Plutón en mis cartas astrales, por cierto. ¿Sabías que Ceres solía contar como un planeta, de la misma manera que lo hizo Plutón? La astrología del descubrimiento planetario es un campo fascinante y tiene mucho que decir sobre los cambios en la historia humana a gran escala. También la astrología de la degradación planetaria, por cierto, desde un punto de vista astrológico, los descubrimientos de Ceres y Plutón no fueron accidentales, y sus respectivas redefiniciones como cuerpos menores tampoco fueron accidentales. Veremos eso en un nuevo post  dentro de  un breve plazo.

Muy bien, otra cosa. Nadie sabe qué es lo que hace que la astrología funcione. Resulta una excusa débil y testaruda para la racionalidad insistir en que un efecto no puede ocurrir si no se conoce su causa, y cuando un científico dice: "No hay nada que pueda causar ese efecto", lo que realmente quiere decir, por supuesto, es "no sabemos de nada que pueda causar ese efecto". En el tipo de filosofía oculta pasada de moda que preconizo, la hipótesis de trabajo es que hay una sutil vinculo  entre determinadas cosa los seres vivientes, dentro del sistema solar (al menos) y en el cual los movimientos planetarios relativos al Sol, la Tierra, la Luna y los otros planetas configuran complicados patrones de resonancia que afectan a los seres vivos aquí en la Tierra. ¿Es eso cierto? Diablos si lo sé, pero parece explicar los fenómenos observados tolerablemente bien.

Con eso en mente, procedamos al ingreso en Aries en 2018 para Washington DC. Como ya se señaló, este tipo de gráfico es una herramienta básica de la astrología mundana. La gente ha estado elaborando cartas de ingreso para las capitales de naciones desde hace milenios, comenzando por Babilonia y Nínive, por lo que tenemos un conjunto bastante rico de herramientas analíticas.

Aquí está la carta. Para aquellos de ustedes que no saben leer una carta astrológica, el círculo en el centro es la representa a la Tierra , y el círculo alrededor del exterior representa al cielo. Las líneas que dividen el espacio intermedio marcan las líneas divisorias, o cúspides, entre las doce casas, que son divisiones del cielo vistas desde un punto particular de la Tierra. Cada posición de la cúspide está marcada en el zodíaco. Ver el que está sobre el lado izquierdo, 04 ° Cáncer 52 '? Ese es el ascendente, la cúspide de la primera casa, que representa el punto de la eclíptica que se eleva sobre el horizonte oriental en el momento del equinoccio de primavera en Washington DC. Ver el que está un poco a la derecha de la parte superior, con una flecha que apunta hacia él, 13 ° Piscis 39 '? Ese es el medio cielo, la cúspide de la décima casa, que representa el punto de la eclíptica que está más alto en el cielo en ese mismo momento. Recuerda esto; son de importancia central para esta tabla.

El ascendente de una carta astrológica de ingreso te dice, entre otras cosas, cuánto durará la influencia de ese equinoccio. El cáncer es un signo cardinal, los signos del zodíaco son cardinales, fijos o mutables, y un ingreso con un ascendente cardinal sólo tiene efecto durante tres meses. Tendremos que elaborar otra tabla para el solsticio de verano con la finalidad de contar qué va a pasar después de eso.

El ascendente y su gobernante también indican  la condición de la gente de una nación durante el período para el cual se aplica el ingreso. La Luna también tiene este papel, pero el signo zodiacal Cáncer está gobernado por la Luna, por lo que ella es la que debe mirar en cualquier dirección. La Luna en esta tabla está en Tauro, el signo de su exaltación; también se beneficia con los aspectos de trígono (que son altamente favorables) de Marte y Saturno, y no está afligido ni por posición ni por aspecto. Esto predice que durante los próximos tres meses, las cosas irán bastante bien para las personas en los Estados Unidos.

La Luna está en la undécima casa, y en la astrología mundana esta casa corresponde a la legislatura nacional. Urano, el planeta de la excentricidad, la individualidad y el cambio radical, también está en la undécima casa, y está bien dignificado con un trígono de Marte. Una predicción que esto sugiere es que durante los próximos tres meses, el Congreso, para sorpresa de todos, hará algo que realmente beneficie al pueblo estadounidense. Urano en el 11 predice realineamientos abruptos, desarrollos súbitos e inesperados, una tendencia de la legislatura a desviarse en direcciones inesperadas. Esta vez, eso puede funcionar para beneficiar a las personas.

El medio cielo y su regente le informan la condición del gobierno durante el período al que se aplica el ingreso. El Sol también se relaciona con esto, pero específicamente denota al jefe de estado: en nuestro país, el Presidente, a diferencia del poder ejecutivo (la décima cúspide de la casa y su gobernante), la rama legislativa (la cúspide de la undécima casa y su gobernante) , y la rama judicial (la novena cúspide de la casa y su gobernante). El Sol en cualquier carta de ingreso tiene una posición fija en el zodíaco; es porque está a 0 ° Aries exactamente que este es el ingreso de Aries, después de todo, pero su posición y aspectos varían. En esta tabla, el Sol está en la décima casa, la casa más fuerte de la tabla, y esta posición predice el éxito y la popularidad del presidente durante los próximos tres meses.

Uno de los aspectos del sol ayuda a explicar por qué. Júpiter en la quinta casa de la especulación está en trígono con el Sol, lo que sugiere que vamos a ver otra ronda de exceso especulativo en los próximos tres meses; esos siempre son populares mientras se dan, sin importar cuán sombrías sean las cosas después de la inevitable caída. La segunda casa, que gobierna la economía nacional, también tiene cáncer en la cúspide y, por lo tanto, está gobernada por la luna bien situada. La gente tiende a estar contenta con el gobierno cuando sus billeteras están llenas y la economía, aunque temporalmente, va bien. Podemos esperar que Trump se beneficie de eso en los próximos meses.

Sin embargo, hay una mosca en la mantequilla, y es la cuadratura de Marte. Marte está en la sexta casa, y en una tabla mundana, la sexta casa gobierna a los militares; Marte es el planeta de la guerra y también gobierna la sexta cúspide de la casa. Marte también está en conjunción con la séptima cúspide de la casa. Marte en la séptima casa es bastante confiable como un presagio de guerra; debajo del horizonte en la sexta casa, sin embargo, es algo más sutil. Veo que esto se refiere a las guerras de poder que Estados Unidos está luchando en todo el Medio Oriente y en varios otros rincones del mundo en este momento. Esos continuarán, y pueden calentarse, en los próximos tres meses. La cuadratura de Marte también predice tradicionalmente que el jefe de estado recibirá muchas críticas y condenas, pero esto no es una sorpresa.

Observe que Aries, el signo en la cúspide de la casa legislativa 11, está gobernado por Marte, y que Marte es trígono tanto los planetas en la casa 11, Urano y la Luna. Esto sugiere un terreno común entre el Congreso y el Pentágono, y también entre el Pentágono y el pueblo estadounidense en general. Una posible lectura es que el Congreso promoverá una importante reforma militar. Sin embargo, la casilla de Sun-Mars sugiere que las disputas entre Trump y el Congreso, y entre Trump y el Pentágono, serán destacadas en los próximos meses. Marte tiene más aspectos que cualquier otro planeta en la tabla; los asuntos militares ocuparán una cantidad desmesurada de espacio en los titulares en los próximos meses.

Sin embargo, la rama ejecutiva en general está en alza esta primavera. El medio cielo, la cúspide de la décima casa, está en Piscis, que está gobernado por Neptuno, y Neptuno está muy cerca del medio cielo, ocupando la posición más fuerte en la tabla. Sin embargo, eso es un presagio de problemas, porque Neptuno es, entre otras cosas, el planeta de la fantasía, el delirio y la intoxicación. Tenga en cuenta que no está en aspecto de ningún otro planeta en la tabla de ingreso. La implicación aquí -no sorprende para nadie que haya estado observando la política estadounidense durante un tiempo prolongado- es que las instituciones centrales del poder ejecutivo están irremediablemente desligadas de la realidad de la vida en los Estados Unidos actuales, y tan distantes del cambiante mundo fuera de los Estados Unidos. fronteras. Eso eventualmente se convertirá en un gran problema, pero durante los próximos tres meses nada hará estallar la burbuja de la ilusión.

La mayor nube en el horizonte está representada por Saturno en la casa séptima, en conjunción con la cúspide de la séptima casa, y que rige las cúspides de las casas séptima y octava. Saturno, en la séptima casa de relaciones exteriores, predice una gran crisis que enfrentará a Estados Unidos contra al menos otra nación. Debido a que Marte no está directamente involucrado, esa crisis se detendrá antes de que estalle la guerra; porque Marte está cerca, en conjunción con la séptima cúspide desde abajo, la amenaza de guerra nunca estará lejos de la mente de nadie, y las operaciones militares encubiertas y la guerra de poder pueden desempeñar un papel importante en la lucha.

El principal campo de conflicto, sin embargo, será económico. La octava casa, que Saturno gobierna junto con la 7ma, es la casa de la deuda nacional, especialmente las deudas que la nación le debe al resto del mundo, y también gobierna los déficits comerciales. Ese intransigente Saturno en la cúspide del 7º sugiere que en los próximos tres meses, los tenedores extranjeros de la deuda estadounidense se mostrarán cada vez más reacios a seguir soportando los costos de nuestro pródigo deficit nacional y de la guerra comercial que la administración Trump ha emprendido  contra China. Y es probable que otros muchos países se sumen a ese procedoen los próximos meses.

A pesar de todos los gritos de consternación cuidadosamente coordinados provenientes de los principales medios de comunicación en los EE. UU. Y su círculo más cercano de aliados, es probable que esto ayude a la economía de los EE. UU. Y mejore la condición de la mayoría de los estadounidenses. Es solo en los desvaríos de los economistas que obsesionados con el dogma de que, en última instancia, las políticas de libre comercio benefician a todos menos a los acomodados; en el mundo real, las políticas de libre comercio paralizan la economía reduciendo los salarios, lo que hace imposible que los consumidores compren los bienes y servicios que necesitan y desean, deprimiendo así al sector más grande de la economía estadounidense (o de cualquier otra economia moderna). El fin de la globalización económica significará que se producirán más bienes y servicios para el mercado estadounidense en los EE. UU., Que se pagarán más salarios a los trabajadores estadounidenses y que el sector de consumo de la economía recibirá un impulso muy necesario.

Así que eso es básicamente lo que podemos esperar en los próximos tres meses: un período generalmente exitoso para la presidencia de Trump, empañado por fuertes disputas públicas con el Congreso y los militares; un cambio importante en el Congreso, del cual viene una nueva legislación importante, probablemente afectando a los militares; exceso más vertiginoso en los mercados especulativos de la nación; un alejamiento de la globalización económica, que conduce a tensiones duraderas en los asuntos internacionales, pero impulsando una mejora significativa en las condiciones económicas internas; y una rama ejecutiva cada vez más perdida en su propia burbuja autorreferencial, pero aún no deshecha por ese mal hábito.

Notarás que esta carta de ingreso no predice el tipo de futuro que a la mayoría de las personas les gusta insistir en que obtendremos en cualquier momento. El fin del mundo no tiene cabida en él, ni ninguno de los varios saltos de tecnología o consciencia, o las otras formas de polvo centelleante con los que tantos aspirantes a profetas les gusta entretener a sus oyentes. Tampoco predice el derrumbe económico que tantas personas en el final de la blogosfera han estado prediciendo con la regularidad maníaca de los relojes de cuco rotos desde hace décadas.

Para el caso, esta carta no predice que Trump repentinamente se pondrá un bigote corto y negro, derrocará la Constitución e impondrá al estado policial fascista contra el que  a muchos de sus oponentes les gusta pretender que están peleando; tampoco predice que será acusado o expulsado por un golpe militar. ¿Ocurren tales cosas de vez en cuando en la historia? Claro, pero son bastante raras, considerando todo, y señalados con bastante anticipación por una variedad de indicadores históricos y astrológicos.

Tales fantasías son coloridas y reconfortan a quienes consideran que las realidades ordinarias de la política y la historia son demasiado aburridas para sus gustos, pero no es el trabajo de la astrología mundana el atender tales intereses. Es el trabajo de la astrología mundana dar algún tipo de advertencia anticipada sobre el clima político y social en el que los políticos, sin mencionar al resto de nosotros, tomarán las decisiones que darán forma a nuestras vidas en los próximos meses. ¿Cómo de bien funciona? Discutiremos eso en tres meses.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Galbi
Ah nóoooo!!! No sabía que éste tipo desbarrancaba tanto por el lado de la astrología....!!!

Me parece que hay que bajarlo del pedestal al que algunos lo han subido.

Como no me terminaba de cerrar éso de que es ser druida, y menos con título de archi, empecé a buscar
y por suerte el gran Mauricio J. Schwarz nos echa un poco de luz en su blog:

https://charlatanes.blogspot.com.ar/2004/08/druideando.html

..."cuando llega alguien y me dice que es "druida de nacimiento" sí me veo obligado a frenar en seco
y decir, de manera comedida y meditada: "No seas payaso".

Y entonces aparecen megatontos que dicen "soy druida", que hacen "rituales druídicos", que celebran "bodas druídicas" y que, peroporsupuesto, han inventado "iglesias druídicas", mismas que se dedican a pelearse entre sí a ver quién es más druida que el otro.

La realidad es que de los druidas verdaderos, los sacerdotes celtas, se sabe bien poco. Plinio el Viejo los menciona, abundando en su relación con los robles; Julio César, en su relación de la masacre de la cultura celta, nos da la descripción más amplia y conocida de los druidas, que junto con la de Plinio y la de otros escritores que se basan en obras desaparecidas, no va mucho más allá de lo que nos cuentan Uderzo y Goscinny en Las aventuras de Astérix el galo: hombres sabios con túnicas blancas cortando con hoces de oro muérdago de los sagrados robles, que eran sacerdotes y jueces, que eran respetados, que fungían de maestros y no tenían que pelear en las guerras ni pagar impuestos.
...
Los galos no dejaron historia escrita y los romanos, con su característica simpatía continental, se dedicaron a justificar las matanzas de Cayo Julio César argumentando que los celtas hacían atroces sacrificios humanos (argumento usado también para justificar la eliminación de Cartago y el fervor popular en las guerras púnicas, por cierto).

Confiar en que el enemigo de un pueblo nos dé una descripción serena, objetiva y desinteresada de las características de tal pueblo es disponer de candidez en cantidades genuinamente navegables (y ser candidato a que nos despeluque cualquier timador). Pero eso es lo que tenemos, pues, así que se nos perdonará si somos un tanto escépticos con la versión del César. Después de él, Augusto, Tiberio y Claudio se ocuparon de acabar con los druidas y todo lo céltico en el proceso de romanización de la Europa "bárbara", al que pronto siguió el proceso de cristianización.
...
Lo demás es fantasía sin control de sujetos a los que les gusta que los llamen "archidruidas" y zarandajas por el estilo.

Estos neochapuceros del druidismo inventado aseguran que tienen "poderes" asombrosos que les vienen de muy antiguo sin ocuparse ni tantito de explicar de dónde los sacaron.

Lástima que los poderes de todos los druidas combinados no consiguieron evitar que Julio César los arrasara, los matara al mayoreo, conquistara Europa y, sobre la sangre de los celtas, construyera su autoexaltación pitorreándose de la de por sí frágil república romana. "...


No niego que algunos de sus escritos son interesantes con los que estoy de acuerdo, pero si entra en el terreno de la astrocharlatanería, estamos fritos...

=================

No quiero ser ingrato y agradezco a Anselmo el trabajo que se toma en las traducciones.


Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Spengler
Sobre astrología no diré nada porque nunca lo he estudiado ni practicado, y no me gusta hablar de temas que no conozco. Pero sobre el Druidismo, en ningún momento Greer pretende ser heredero de los druidas de tiempos romanos ni nada parecido. Sabe de sobras que apenas se conoce nada de los druidas antiguos y que el suyo es un movimiento nacido en la Gran Bretaña del siglo XVIII; no pretende ocultarlo. Llamarlos payasos y reirse de lo que hacen porque usan el mismo nombre que los antiguos druidas queda un poco fuera de lugar.
comentarios intempestivos sobre ecología, política e historia: https://elsortintdelacuixa.blogspot.com
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Anselmo
En respuesta a este mensaje publicado por Galbi
Si, para mí también supone una sorpresa.

Le he pedido al Druida, ejemplos de predicciones astrológicas acertadas y os remitirse su respuesta.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Spengler
En su difunto The Well of Galabes habló largo y tendido de astrología, magia, adivinación y muchos otros temas considerados "tonterías" por parte del ciudadano moderno.

https://www.ecosophia.net/blogs-and-essays/the-well-of-galabes/the-speech-of-the-stars-an-astrological-interlude/
https://www.ecosophia.net/blogs-and-essays/the-well-of-galabes/surfing-the-astral-light/
https://www.ecosophia.net/blogs-and-essays/the-well-of-galabes/foundations-of-magical-practice-divination/

Aparte de tener muchos libros sobre estos temas. No debería ser una sorpresa a estas alturas.

Por mi parte, me atengo al principio de "no puede haber tanto humo sin un poco de fuego".
comentarios intempestivos sobre ecología, política e historia: https://elsortintdelacuixa.blogspot.com
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
Como sigo al Druida desde hace MUCHOS años, debo comentar que el primer sorprendido (hace tiempo, no ahora) de que alguien tan brillante y claro se presentara a sí mismo como "Druida" fui yo mismo.

Lo tuve como una excentricidad de intelectual hasta que sacó su blog "The Well of Galabes". Al principio ni lo leí porque pensé que se le había rayado el disco severamente HASTA que, en unos meses sabáticos que tuve me dispuse a leerlo para ver qué decía.

Afortunadamente (léase AFORTUNADAMENTE) coincidió con la época en que el hoy retirado compañero Zeta hizo unas notas formidables sobre la Física Cuántica en su -hoy cerrado- blog.

Gracias al Druida -que me plantó algunas dudas- y al mismo Zeta que bajó a nivel "entendible" la exótica parafernalia de la Física Cuántica incursioné, primero en la Cabala y luego en la Magia propiamente dicha y, debo avisar y confesar que "me cayó la ficha" y por primera vez puedo decir que "entiendo" el Universo donde vivo, qué es  Dios y cómo funciona, qué hacemos aquí, qué es el Alma, qué son las religiones, etc., etc.

No es un camino para todos -aclaro- porque es un proceso más profundo, espiritual, guarda relación con la evolución que cada cual está viviendo (que es individual) y, hasta influye la edad -por poner un ejemplo, los cabalistas no aceptan alumnos menores a 40 años porque, por debajo de esa edad falta la madurez requerida para entender ciertas cosas-.

Por si las dificultades no fueran pocas hay que agregar que no existe una "fuente única" para informarse porque cada escuela, corriente, filosofía o referente suele tener más claro un aspecto que otro y, llegar a formarse en la materia implica leer MUCHO y hacer una síntesis propia.

El Druida Greer es un Mago operativo (practicante, yo soy teórico por caso) y, el esquema que él utiliza es el que se ha estructurado en torno al Druidismo (en su reconstrucción del S XVIII como bien aclara).

Parte de las operaciones de magia están vinculadas a las mancias (adivinaciones con apoyo en una estructura) y, ha estudiado todas (lo comenta en Wells of Galabes), desde el i-ching, pasando por el Tarot o las runas nórdicas. Particularmente él se siente cómodo y mejor preparado para usar la Astrología (una de sus corrientes o escuelas porque hay varias).

Personalmente no entiendo la astrología -requiere años de estudio- pero, de pensar no hace mucho que todo esto eran delirios y bobadas (ayuda a esto el hecho de que haya mucho chanta improvisado, mentiroso y hasta estafador metido en el tema) ahora comprendo la lógica en la que se basa.

===

Cuento todo lo anterior porque, de pensar que a Greer le faltaba una chapita y tenía -en su mente genial- unos cuantos tornillos flojos, ahora sé que, espiritualmente, está a varios cuerpos de distancia del hombre común.

===

El que quiera entender esta parte de su vida y conocimiento tendría que leer COMPLETO Y EN ORDEN los temas del Wells of Galabes. Es muy claro allí.

No a cualquiera va a interesarle.
No cualquiera va a entenderlo.

===

De todos modos no lo rechacen tan a la ligera porque "hay más cosas en el Mundo de lo que creen".

Cuán buen astrólogo sea el Druida de todos modos no tengo ni idea.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Kanbei
Sea como sea, sólo hace vagas predicciones para los usanos en los próximos 3 meses.

Un astrólogo adquiere prestigio dando fechas exactas de acontecimientos contudentes.
Anselmo, pregúntale por favor lo que verdaderamente le interesa aquí a los foreros ...
Argentina gana el mundial? España? ...... jjjjjs
Querido lector, si caíste por casualidad en este foro ya es demasiado tarde. No te molestes en entender el pico del petróleo, a partir de ahora podrás grabar con tu móvil secuencias terriblemente bellas de la Tercera Guerra Mundial. Sonríe!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Galbi
En respuesta a este mensaje publicado por Dario Ruarte
Darío, o sea, por lo que decís, (y es un ejemplo cualquiera), existe un motivo lógico y razonable por el cual el planeta Marte estaría relacionado con las guerras entre humanos, y no con... el pie de atleta, por decir algo?

Yendo a un extremo ridículo.

Si a mi, se me ocurre afirmar que dado que los aniilos dividen a Saturno en dos, semejando un culo, por ello según su posición en el espacio, podremos predecir las hemorroides humanas.

¿Según lo que has leido, se puede demostrar que estoy equivocado y que en realidad Saturno influye en... bueh lo que sea que Saturno represente para ésa forma de entender el Universo?

----

Mirá, me avergüenza un poco tener que reconocer que no entiendo los escritos de Zeta, pero diría casi que estoy orgulloso de no entender la Astrología (y todas las mancias que caen en el mismo saco).

Lo siento, seré muy básico.

Y no deja de sonarme a argumentos para sentirse superiores, ó sólo para iniciados.

"Hay más cosas en el Mundo de lo que creen", pero desafortundamente, no las podemos demostrar...

Creer o reventar.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Spengler
En respuesta a este mensaje publicado por Dario Ruarte
Muy buen aporte Dario.

Por mi parte, añadir que sus posts esotéricos/espirituales me parecen hoy día mucho más interesantes que los de peak oil (un tema ya discutido hasta la saciedad), y que desde que me adentré en estos campos, el mundo a mi alrededor se volvió infinitamente más interesante. Como ex-materialista científico no puedo menos que recomendar que consideren estos temas con la mente abierta y, si tienen tiempo, como dice Dario, lean The Well of Galabes.
comentarios intempestivos sobre ecología, política e historia: https://elsortintdelacuixa.blogspot.com
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Galbi
En respuesta a este mensaje publicado por Galbi
Y para reforzar el concepto y ahorrarles el trabajo, los dejo con las reflexiones de MJS sobre la astrología:
http://charlatanes.blogspot.com.ar/search/label/astrolog%C3%ADa

Aunque ésto debería ir en la sección Relax y Humor.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
A ver Galbi... permíteme separar varios puntos aquí:

1) Insisto que tendrás más claro el asunto si lees TODOS los artículos de Greer al respecto. De todos modos puede ayudarte a entender el tema de la Astrología en particular, esta nota:

https://www.ecosophia.net/blogs-and-essays/the-well-of-galabes/the-speech-of-the-stars-an-astrological-interlude/

Tengo que aclararte que no es la única que trata el tema y que, para tener todos los datos habría que pescar todas las referencias distribuídas en OTRAS notas del blog pero, por ser esta bastante específica creo que ayudará bastante.


2) El segundo punto es que yo no he llegado ni a arañar la astrología -ni creo que pueda ya, toma años-. Mis conocimientos al respecto no llegan ni a superficiales. Tampoco me interesa mucho porque, a mi criterio y desde mi perspectiva hay muchas otras cosas más interesantes.


3) Si te hago ganar un poco de tiempo -y aprovechando que Google translator hace gran parte del trabajo- te adelanto algunos párrafos de la nota que arriba linkeo.

Dice el Druida (tomo párrafos sueltos aclaro):

Probablemente debería ser más específico aquí, porque hay cuatro grandes tradiciones de la astrología en el mundo. Están la astrología mesoamericana, la astrología china, la astrología india y la tradición occidental, que tiene sus raíces en la antigua Mesopotamia y desde allí pasó por Grecia y el mundo árabe hasta Europa y la diáspora europea. Existen importantes similitudes entre estas cuatro tradiciones, pero también diferencias importantes, y no es seguro generalizar de una a otra. Por lo tanto, estoy hablando de la última de las tradiciones recién nombradas, la astrología occidental.

...

Lo que discutiré aquí es el tipo de astrología utilizada por la gran mayoría de los practicantes en el mundo de habla inglesa: más específicamente, la versión particular de ese tipo de astrología que surgió a principios y mediados del siglo XX en los Estados Unidos, tal como se enseña y practicado por Llewellyn George e Ivy Goldstein-Jacobson, los dos escritores que he estudiado más de cerca.

...

Es, para empezar, la astrología tropical. Sin duda, esta frase sugiere a muchos de mis lectores que debería practicarse bajo una palmera con una piña colada al alcance de la mano, pero eso no es lo que el término denota. Para comprender la diferencia entre la astrología tropical y el otro tipo, la astrología sideral, es útil, sorprendentemente, recurrir a una de las críticas estándar de la astrología.

...

Los signos no son las constelaciones. Los signos del zodíaco son cuñas de treinta grados de espacio definidas por la relación del Sol y la Tierra, con el punto delgado en el centro de la Tierra y la base a lo largo de un arco de la eclíptica, como rebanadas de pizza celestial. Cada cuña tiene su propio sabor o carácter, y cuando el Sol, la Luna o uno de los planetas se encuentra en una cuña determinada, su influencia en la Tierra adquiere algo de ese sabor.

...

Algunos astrólogos del siglo pasado que también eran estudiantes de ocultismo sugirieron lo que, en mi opinión, es la explicación más plausible de la forma en que las influencias astrológicas llegan a la Tierra. Ya hemos hablado sobre la luz astral, la energía sutil de lo que no es, en el sentido en que los físicos dan esa palabra, y probablemente tampoco importa, eso, ejem, "nos rodea y nos penetra, y ata al sol-sistema juntos. "En la teoría oculta, el Sol es la fuente de la luz astral -presumiblemente cada estrella es la fuente de luz astral en su propio sistema- y a medida que la luz astral de nuestro Sol fluye hacia los bordes del sistema solar, forma patrones complejos de resonancia y reverberación alrededor de cada uno de los planetas, que luego reaccionan entre sí de maneras predecibles.

Si ese fuera el caso, obtendrías los mejores efectos del cuerpo que era la fuente principal de luz astral, o de un cuerpo que realmente estaba muy cerca de la Tierra, y en astrología, eso es exactamente lo que
de hecho haces. El Sol y la Luna son mucho más poderosos en una carta que los planetas. Si conoces el signo solar, el signo lunar y el signo ascendente -la cuña de los cielos que estaba en el horizonte oriental en el momento del nacimiento- y nada más, sabes mucho más sobre ellos que si conoces la ubicación de todos los planetas en su carta natal pero no conocen los tres puntos recién nombrados.

(acá sigue una larga descripción de los signos y demás que no viene al caso y la paso por alto)

Suena complicado, ¿no? Es. Es una forma de adivinación intrincada, extraordinariamente compleja y bastante quisquillosa que ha tenido más investigación, experimentación, análisis retrospectivo y pruebas puestas en ella que todos los demás sistemas occidentales de adivinación juntos. Una de las desventajas de la astrología es que requiere mucho estudio y práctica para ser bueno en eso. Llegué al punto de poder hacer lecturas claras y precisas de Tarot después de unos seis meses de práctica constante, y me llevó menos que eso para convertirme en un buen geomante; por el contrario, he estado estudiando la astrología bastante sistemáticamente para avanzar durante siete años, y todavía hay ramas enteras de teoría y práctica relacionadas con el habla de las estrellas de las que, básicamente, aún no tengo ni idea.

...

Otro inconveniente es que la astrología es intrínsecamente "borrosa". Una tabla astrológica, ya sea una carta natal u otra cosa, habla en categorías generales. Eso no significa que todo vaya; si sabe lo que hace, puede sacar conclusiones duras y rápidas de un gráfico, pero hay una brecha entre las conclusiones que puede extraer y los detalles exactos de la forma en que se expresan. Por ejemplo, tengo a Urano en la primera casa de mi carta natal. Esa es la colocación clásica del excéntrico, la persona que se desvía instintivamente hacia la izquierda, donde todos los demás se mueven hacia la derecha, cuyos intereses están en ángulo recto con los de otras personas y se aburre con cualquier cosa que sea demasiado popular, y soy indudablemente ese tipo de persona.

Lo que no se puede decir de la tabla es exactamente qué tipo de excéntrico resultaría ser. Un buen lector de tarot o scryer podría haber obtenido detalles; un astrólogo, en general, tiene que conformarse con "excéntrico, con gusto por las cosas viejas" (este último debido a mi ubicación en Saturno).

===

Espero que esto te sume algunos elementos. Como verás no hay una única "astrología" y, dentro de sus variantes el Druida sigue la occidental-tropical-moderna y él mismo reconoce que lleva 7 años de estudio y todavía está en pañales pero, por otro lado dice que la ha usado reiteradamente en sus análisis y proyecciones y la encuentra sólida y confiable.

En todo caso la ADIVINACION es una parte de la Magia por la que no me he interesado así que, poco y nada he leído al respecto a la fecha. No tengo ni idea de astrología, tarot, videncia, runas, augures, ni cosa que se le parezca.


Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Lao-No-Tse
En respuesta a este mensaje publicado por Galbi
No va de eso. El Druida no es ningún tonto ni ningún ingenuo. Hay un montón de ideas preconcebidas que distorsionan la discusión. El tema no es que alguien eche las cartas y piense que hay una conexión gravitatoria o cuántica entre los símbolos de las cartas y la realidad. La gracia del asunto está en lo que sale de uno mismo cuando se pone a interpretar dibujinos.

Darío en su día puso un ejemplo de la magia muy bueno. Hablaba del dinero. Explicaba que para que funcionara la magia del dinero había que creer en ella y además necesitaba sus rituales y demás movidas. El escéptico cojerá el microscopio analizará la celulosa y dirá "¡pero qué estúpidos! este papelín de aquí no vale cosas por valor de 50 €, si acaso unos céntimos". Aquí el Druida diría que no te fijes en el material, que la parafernalia, la túnica, el incienso, el papel es lo de menos, sólo es un artificio para meterse en harina. La gracia es usar esto de manera consciente y deliberada.

Lo que sí es supersticioso es creer que sólo la razón te da acceso a más conocimiento. De hecho el imperio de la razón está poniéndose muy pesado en el último par de siglos...
En proceso de desaprendizaje constante... ¡y subiendo!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por Spengler
Vaya... me he llevado esta sorpresa en el hilo

Spengler escribió
Por mi parte, añadir que sus posts esotéricos/espirituales me parecen hoy día mucho más interesantes que los de peak oil (un tema ya discutido hasta la saciedad), y que desde que me adentré en estos campos, el mundo a mi alrededor se volvió infinitamente más interesante. Como ex-materialista científico no puedo menos que recomendar que consideren estos temas con la mente abierta y, si tienen tiempo, como dice Dario, lean The Well of Galabes.

Mira tú, mira tú.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Beamspot
Hola:

Esto va para largo, ya que es un punto de vista muy retorcido, típico de mi mente, pero creo que a algunos les puede interesar. Así pues, con tiempo, una cerveza fresquita, y la mente preparada, os dejo con unos pensamientos un tanto extraños.

Esto en realidad, son algunos apuntes que he ido haciendo sobre una posible serie en un futuro muy lejano, de mi muy retorcida manera de ver la economía, y cómo eso aplica además al peak oil.

Todo parte de mi formación como ingeniero en electrónica. Además, soy de la peor calaña: un friqui aficionado a la analógica y al procesado de la seña. Como tal, aprendí bien uno de los fundamentos hoy bastante olvidados de la electrónica y sus funciones: el trabajar en el dominio frecuencial.

En la teoría física que se apoya la electrónica, hay una serie de herramientas muy útiles que consisten en tratar las señales como si fuesen un conjunto de ondas, de ciclos, de frecuencias en lugar de otro tipo de señales. Por eso una de las piezas angulares es lo que se conoce como la transformada de Fourier, que básicamente descompone unas señales en el ‘dominio temporal’ (el que conocemos) en sumas de funciones sinusoidales, que es la función de onda o de ‘ola’ por excelencia.

He aplicado esto además a mi trabajo con lo que se viene conociendo como la transformada rápida de Fourier o FFT, considerada una de las herramientas informáticas más importantes de todos los tiempos, con una gran cantidad de aplicaciones en campos muy diversos. En mi caso es más por la vertiente ‘musical’: para comprobar el funcionamiento de un altavoz, la distorsión que este da (o no) a la señal que se le mete.

Por tanto, ese es un terreno que es casi una segunda naturaleza en mi manera de ver las cosas, y que, al menos para mí, ha demostrado ser tremendamente útil y preciso. Y si leéis eso, es que funciona: es la base de mucha de la electrónica moderna, de los precisos sistemas de control automáticos, de la emisión y recepción de radio que sintonizáis en el coche, de las señales de video que veis en la tele o en el monitor, etc.

Hasta aquí, algo de un racionalismo palmario, pero que parece que poco tenga que ver con lo expuesto en este hilo. Y aún me queda rodeo por hacer.

La verdad, es que bajo este punto de vista mío, tengo tendencia a ver las cosas como cíclicas, o al menos, a analizarlas de tal forma como un aspecto más del análisis que va más allá.

Y es que en la física y la realidad, este tipo de comportamiento es muy habitual, más que lo que la gente cree.

Pongamos por ejemplo, el caso de un muelle con un peso. La fórmula física que describe la fuerza que hace el muelle es sencilla: F= k·x, donde F es fuerza, k es una constante que depende del muelle, y x la distancia que se comprime o estira.

Pero todos habremos visto que si colgamos una masa fija (ergo fuerza fija) a un muelle, y le damos un empujoncito, éste se pone a oscilar, a generar una onda o sinusoide.

Es decir, que una función lineal causa un comportamiento vibratorio, da resultados claramente cíclicos, de la forma que he descrito antes que vemos en electrónica, y que como se puede ver por el ejemplo, es algo habitual en el mundo real mucho más allá de la electrónica. Y ahí vino una primera observación hace ya un tiempo.

Si definimos la ley de la oferta y la demanda como P = k·D, donde P es precio, k una constante, y D la demanda, tenemos exactamente lo mismo que para un muelle. Sólo que cambiando el abecedario de orden.

Por tanto es lógico pensar que si los estudios que se hacen en ingeniería sobre los cuerpos sometidos a funciones lineales como la del muelle, o para este caso, de la oferta y la demanda, dan resultados siempre en el dominio frecuencial, ¿por qué no se usan esas herramientas en la economía?

La respuesta es que muy pocos economistas saben de herramientas matemáticas complicadas, así que pocos han tenido la idea de aplicar estas herramientas, incluso a pesar que muchos conocen los ciclos de Kondratieff, así como otros ciclos. Uno de los pioneros en utilizar similares técnicas ha resultado ser Santiago Niño-Becerra.

Sin embargo, el ‘pope’ o ‘gurú’ de las predicciones de la Santa Religión Económica, alguien con un historial impresionante de aciertos y predicciones hasta el punto que el FBI y el gobierno USAno ha encarcelado para intentar conseguir sus programas de ordenador: Martin Armstrong.

Que lo sigo es algo conocido, pero la razón de porqué lo es menos. Y es que el basa sus predicciones precisamente en modelos matemáticos bastante complejos que se basan en… ciclos. Es decir, aplica la teoría de ciclos y demás cosas que he expuesto hasta ahora a la economía.

https://www.armstrongeconomics.com/future-forecasts/ecm/the-economic-confidence-model-began-with-recorded-history/

Y lo hace con ordenadores complejos, programas de inteligencia artificial avanzada, matemáticas complejas (en el sentido matemático y también en el coloquial), Deep learning, etc. Un compendio de lo más avanzado en el hiperracionalismo moderno.

Por supuesto, aquí pocos critican a Martin Armstrong por llamarse economista. Como mucho, por algunas predicciones fallidas. Pero no es sujeto de críticas como otros que se hacen llamar ‘Archidruidas’ desde luego.

Aun así, muchos todavía lo critican y lo miran con cierto desdén, incluso lo atacan, a pesar de tener razones sólidas para hacer sus predicciones. La razón es algo que explicaré más adelante.

De momento, lo importante es quedarse en que el ver el mundo desde una perspectiva de conjunto de ciclos es algo con bases racionales y técnicas de sobra probadas, por tanto cualquier teoría que utilice ciclos y análisis frecuenciales tiene un fundamento racional y básico.

Pero, ¿Qué diablos tiene todo esto que ver con el Archidruida y la astrología?

Bueno, empecemos por el tema de ‘interpretar la economía’. Ésta tiene un punto que la hace interesante y susceptible de analizar con métodos numéricos, y es que precisamente se basa en números, al menos en lo que a precios, cotizaciones de bolsa, tipos de interés, producción, ventas, etc. Se trata.

Sin embargo, todos sabemos que la política y las decisiones humanas, tanto a nivel personal (no compro esto porque es caro/no me lo puedo permitir/no me interesa, etc) como al más elevado de gente como Mario Draghi, influyen en la economía, puesto que detrás de esta se halla un elemento complicado de modelar matemáticamente como es el ser humano.

Por eso, analizarlo es complicado. Y sin embargo, M. Armstrong ha encontrado ciertas pautas y frecuencias básicas, asociadas a varios elementos: la volatilidad, el ciclo de negocio, el ciclo de la guerra, el ciclo de las epidemias, etc.

Cada uno de estos elementos, con sus dificultades de valoración, tiene asignado en su ordenador unas frecuencias, muchas veces complejas (o sea, grupos de frecuencias con diferentes amplitudes y fases) asociadas a cada aspecto de la economía, la política, la guerra, etc.

Además, algunos de estos ciclos están modulados por ciclos mucho más lentos y grandes, formando superciclos, como los que describe en el enlace que he puesto más arriba. Por eso ha usado su modelo matemático con toda la historia grabada posible, para poder incluir en su modelado ciclos muy largos,  del orden de siglos.

Y el resultado es espectacular. Pero sigue sin tener mucho que ver con la astrología, ¿no?

Pues sí, y mucho.

El movimiento de los planetas sigue pautas cíclicas complejas, parecidas (pero más sencillas) a las que usa M. Armstrong en sus cálculos. Pero en unos tiempos en que no se tenían ni las herramientas poderosas de cálculo actual, ni el montón enorme de datos que está al alcance de los sistemas de Big Data (de los que tan poco sabemos), ni siquiera calculadoras sencillas para hacer la función seno, ni bolsas con cotización registrada, hacer algo similar era una hazaña.

Sin embargo, los estudiosos contaban con otra herramienta: tiempo y paciencia, la madre de la ciencia, para ir haciendo cosas, generalizaciones sencillas, a ojímetro, con las cuales podían intentar correlacionar (herramienta matemática moderna, pero que ya se usaba intuitivamente en el pasado) hechos con las diferente frecuencias planetarias que, de este modo, básicamente hacen la función de la tecla sin(x) en una calculadora científica moderna.

Es decir, la relación matemática no implica en ningún caso causalidad, simplemente que las frecuencias naturales de ciertas ocurrencias tienen frecuencias similares (ojo con la precisión, que a ojímetro contra valores subjetivos es cuando menos, incierta) a las de ciertas órbitas de ciertos planetas.

Pero dado que los que daban la posición de los planetas eran los que hacían el calendario por razones que ahora pasaré a detallar, es lógico que salga la relación de causalidad que se le otorga.

Y es que el Sol nos afecta mucho. Tanto a los hombres como mucho más a la naturaleza y la economía. Esas cosas que últimamente pasamos por alto como son las estaciones de toda la historia, han marcado siempre la economía desde el punto de vista que las cosechas son cuando son en el año, así que lo que se ha comido siempre hasta hace pocas décadas ha sido comida de temporada.

Las variaciones en la cantidad y tipo de comida a lo largo del año han marcado siempre el calendario y las fiestas, así como las celebraciones y el tipo de las mismas. La cultura generada alrededor de este elemento es importante, ya que para que una sociedad prosperase era fundamental adaptarse a estos ciclos con algo de antelación.

Y esa era la función de los religiosos astrólogos: determinar con precisión la posición del sol para saber por dónde van las cosechas. Incluso la fiesta de Pascua que celebramos los días que esto escribo, celebra la resurrección de la temporada de cosechas, de la Vida en la naturaleza, correspondientemente precedida del ayuno obligado debido al ir terminando las existencias almacenadas durante el invierno de la cosecha anterior, finalizada en Navidad con el consumo ingente de comidas perecederas y excedentes de difícil almacenamiento que no hubiesen aguantado un invierno largo.

Sin embargo, la estacionalidad que imponía severas restricciones alimentarias es algo que la humanidad ha intentado borrar de la faz de la tierra desde siempre, y que en el último siglo casi lo ha conseguido hasta el punto que los tecnooptimistas fotovoltaicos lo ignoran (y eso que en Hispañistán la diferencia de energía es de 1 a 4 veces de invierno a verano), y los economistas desestacionalizan los datos (eso lo hace hasta AMT, aunque tiene una cierta razón de ser).

Un vistazo a la economía de las zonas costeras de turismo, igual que a las zonas agrícolas, lo primero que hace es demostrar que es claramente estacional (y si no, mirad el paro a lo largo del año) hasta el punto que muchas comunidades autónomas hacen hincapié en la necesidad de desestacionalizar el turismo.

El ciclo diario de noche/día es otro ciclo clásico que muchos conocemos, y quizás la última frontera: ¿Cuántos imperios se han jactado que en su territorio nunca se ponía el sol? Por no mencionar, una vez más los forofotovoltaicos…

Esta pauta de ‘negar los ciclos’ tiene mucho que ver con la razón por la que Martin Armstrong no es criticado, pero tampoco alabado por lo los voceros mediáticos modernos.

Un último ciclo sencillo a añadir aquí es el de la Luna. Además de las mareas (y por tanto, de la pesca), el ciclo lunar nos afecta mucho más de lo que nadie quiere aceptar. Preguntad a las maternidades, comadronas y ginecólo@s acerca de en qué fase lunar hay mayor natalidad y os lo dirán claro: alrededor de la luna llena se disparan los nacimientos cosa mala, hasta el punto de llegar a hacer los turnos en las maternidades marcados por ese calendario.

Hay una razón darwinista detrás de todo ello: con más luz natural en un mundo prehistórico, la asistencia al parto tiene más posibilidades de ser exitosa, así que las madres y bebes que nacen alrededor de la luna llena tenían más probabilidades de sobrevivir, sobre todo si había complicaciones. Ojo, esto tiene ciertas connotaciones sociales tremendas.

Hay más cosas que dependen de la luna, como la siembra, la poda, la recolección, etc, muchas de ellas, de origen agrícola, ese mismo que precisamente está tan relacionado con el calendario tan presente hasta hace poco.

Por supuesto, nada de eso implica que Marte tenga influencia alguna sobre la humanidad. Dudo que exista una relación física que nos impulse a la guerra. Pero tampoco hay necesidad.

Desde el punto de vista astrológico, lo que hace Marte y el resto de planetas, es proporcionar unas funciones matemáticas, como si de una ‘calculadora sideral’ se tratase. No hace falta más.

De hecho, en algunos casos JMG ha hecho la referencia que los astrólogos que se fuesen a vivir a Marte deberían recalcular todo el sistema, puesto que la influencia de Marte (la frecuencia y demás) no la tendrían, también cambiaría la estacionalidad (el año es más largo), la fase de unas lunas diminutas (Phobos y Deimos) que no causan mareas en un planeta sin mar, y la ‘nueva’ función matemática de un planeta llamado Tierra.

Es decir, que básicamente los astrólogos marcianos deberían volver a hacer la transformada de Fourier y las correlaciones matemáticas necesarias para reformular la síntesis de Newton (algo parecido a la antitransformada de Fourier) que es lo que es una carta astrológica, y así poder hacer las predicciones.

Evidentemente, yo no tengo ningún conocimiento de astrología, ni me voy a meter en ese campo, pero desde mi punto de vista de ingeniería electrónica, le estoy viendo mucho más sentido de lo que puede parecer a primera vista. Y con las explicaciones que da JMG, junto a las de Don Darío, me parece que detrás hay un trabajo más científico de lo que parece a primera vista, y con unas dificultades nada desdeñables.

Sin embargo, queda un punto que discutir, que he comentado en dos ocasiones y que lo ataco en el cierre de esta entrada (estoy pensando en otra, ojo, amenazo). Y es que aunque Martin Armstrong sea un racionalista (con el que no estoy de acuerdo en bastantes cosas, ojo, igual que algunas cosas de JMG tampoco me acaban de convencer), los racionalistas lo ‘miran mal’, lo tienen un poco apartado, igual que a las teorías que tengan que ver con los ciclos.

Y es que los ciclos nos recuerdan que somos entes biológicos, y nuestra sociedad es profundamente biófoba. Pero lo peor, la razón última, es que los racionalistas creen de verdad en la marcha triunfal del progreso desde 0 al infinito y más allá, cual exponencial.

Y los ciclos, esos ignorantes matemáticos, son algo que va ‘en contra’ del crecimiento exponencial, y por tanto, en contra de la premisa más profunda y básica de su religión: el crecimiento perpetuo.

Resulta paradójico que en electrónica, el conjunto de ecuaciones diferenciales que se usan para los cálculos de frecuencia, siempre dan soluciones en forma de exponenciales complejas (en el sentido matemático de números complejos, aquellos que tienen una parte imaginaria basadas en la raíz cuadrada de -1), donde la parte real se comporta como una exponencial (creciente o decreciente), mientras que los ciclos siempre están en la parte imaginaria.

Mientras, los fervientes creyentes en el progreso son incapaces de desmontar una teoría como Maruicio Schwarz, teniendo que recurrir al ataque ad hominem gratuito, fácil, para intentar mantener su utopía del crecimiento exponencial que es meramente imaginaria, mientras que la realidad tiende a comportarse de forma cíclica.

Un saludo.

PD: yo ya me he leído el Well of Galabes completo, y de hecho, estoy bastante más del lado de Maestro Spengler (a ver, señor, cuando va a volver a publicar en su magnífico blog?!?) y de Darío. Incluso por lados insospechados que es de lo que me gustaría continuar con la entrada que amenazo de daros.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Beamspot
Hola de nuevo:

Ahora me permito escribir sobre ‘magia’. Pero en el sentido que le da JMG al término, no en el que muchos toman prestado y que el mismísimo Greer denuncia, la ‘Falacia de Clarke’.

Por razones familiares que no vienen a cuento, mi señora se ha puesto a estudiar psicología a distancia en este último año, y como tiendo a hablar con ella de muchas cosas, pues me he ido empapando de algunas cosas. Máxime si tenemos en cuenta que justo a la vez yo estoy leyendo el Archdruid Mirror en entradas anteriores a las que empecé a leer, y donde explica cosas interesantes.

Una de las entras que estaba leyendo, casualmente o causalmente, en el momento en que mi señora estaba estudiando las aplicaciones de la psicología y neurociencia a la publicidad, fue una en la que JMG explicaba la diferencia entre teúrgia y taumaturgia. El uso de la magia sobre uno mismo, y el uso de la magia sobre los demás.

Resulta curioso que en esos escritos mencionase a un tal Carl Jung como un reputado ocultista, justo cuando en Historia de la Psicología mi señora estudiaba al mismo Carl Jung como discípulo de otro presunto ocultista llamado Sigmund Freud. Al parecer, los aportes de Carl Jung a la psicología tienen bastante de prestado de las bases del ocultismo, tomando de la misma manera algunos elementos prestados del ocultismo el mismísimo Freud.

Sobre estas bases JMG elabora bastante cómo los mensajes y las informaciones que recibimos modifican nuestra conducta y nuestra ‘conciencia’, nuestra mente imperfecta, para conseguir ciertas acciones intencionadas por parte de aquellos que nos proporcionan esa serie de estímulos.

De ahí a la base publicitaria, que claramente se basa en una serie de principios muy básicos de acción-reacción psicológica, generalmente destinados a la parte más emocional para dejar fuera la racional, y con especial énfasis en el cerebro reptiliano que subyace a nuestro consciente, el que decide entre ser presa y ser depredador, el blanco-negro, el que reacciona ante la urgencia y ante el miedo, para así conseguir el efecto buscado.

Resulta que uno de los grandes taumaturgos modernos es en realidad uno de los grandes teóricos de la propaganda y la manipulación de masas, con un éxito de sobras reconocido, y con una historia de ocultista más o menos competente, hasta tal punto que si consideramos su éxito como manipulador del cuadriculado y racionalista pueblo alemán como uso de taumaturgia ocultista, lo deberíamos elevar al mejor exponente de ese género de la ‘magia negra’.

Me refiero a Goebbels, del que también explica la historia JMG.

Pero si nos metemos a fondo en esta temática, resulta que la ‘magia’ moderna está más presente en nuestra vida que lo que lo estaba en la Edad Media. Resulta que JMG es un vulgar ‘aprendiz de brujo’, pero que al menos es consciente de dónde se mete, mientras que algún compañero mío, así como algunos ‘desaparecidos’ de este foro, son brujos sin saberlo.

Y es que el uso de la taumaturgia como método de modificación de la conciencia, como magia, es tan poderoso hoy en día como que Toytoa y Lexus (o sea, Toyota y Toyota) nos digan a la cara que sus baterías se cargan solas (algo físicamente imposible) y la gente se lo crea sin ponerlo en duda en ningún momento. Menos aún ‘brujos de la religión del progreso’ como Schwarz.

Pero eso es pasado. Este arte conocido ya es algo que mucha gente denuncia y empieza a perder efectividad, y que está muy por detrás de la punta de lanza.

El sumum de la taumaturgia, la punta de lanza más avanzada de la taumaturgia y el ocultismo moderno de los que no saben que son ocultistas aunque están ocultos, ahora se llama Cambridge Analitica, Facebook, Google, Big Data.

Así que muchos que están metidos en estas tecnologías son, sin darse cuenta, aprendices de brujo en el sentido que le da Greer a la magia.

Y eso incluye a esos que, desde sus particulares púlpitos informáticos atacan, sin bases racionales, pero apelando a la racionalidad, a todo aquel que se aparta de su doctrina y su religión. Y algunos además son conocidos de este foro.

Sin embargo, como contrapartida a la taumaturgia, está la teúrgia, el uso de la magia en uno mismo para conseguir desactivar o reducir el influjo de la taumaturgia (y otras distracciones externas) sobre uno mismo y centrarse en ser capaz de pensar o actuar de forma independiente.

Para eso, precisamente, se apoya a veces en rituales, por poner un ejemplo.

Los trastornos obsesivo-compulsivo precisamente llevan a ‘rituales’ (compulsiones) que permiten esquivar por un tiempo una idea (obsesiva) que no se va de la mente. Rituales ineficaces, aunque sean una ayuda, ya que no atacan la raíz del problema, la idea obsesiva, sólo la calman.

Y precisamente la teúrgia que explica JMG está enfocada a eliminar en la medida de lo posible este tipo de problemas.

Estos rituales también permiten o facilitan que la mente deje de lado otras preocupaciones y se pueda centrar en otras cosas. Por ejemplo, a mí me funciona el ponerme a escribir para analizar situaciones y cosas. Al hacerlo, parece que se activa en mi mente un modo hiper racionalista, aunque a veces me sorprendo de la de ideas descabelladas que me pasan por la mente, pero que me permite ver de una forma más objetiva, comedida, calmada, la situación, y analizarla desde muchos más puntos de vista.

Además, estos rituales también ayudan a ‘poner en contacto’ la parte racional y la parte emocional, la parte consciente con la parte inconsciente, para aumentar la capacidad de datos y de procesamiento de la mente.

Esto que explico en el párrafo anterior, también es un conocido de hoy en día, que ha salido incluso por la tele, y que tiene personas consideradas por los hiperracionalistas como ‘más o menos’ creíbles como es la Elsa Punset y la inteligencia emocional.

Es exactamente lo mismo.

Y la adivinación utiliza bastante de estos elementos, dentro de las limitaciones humanas, que no son pocas, pero tampoco son tantas.

A mí, particularmente, me llama mucho la atención y está dentro de mis intereses algunas de las habilidades que parece que tenemos escondidas, y que algunos conocidos próximos están cultivando como es la memoria.

El compendio de estas habilidades se puede englobar en lo que Frank Herbert llama Mentats, y que me parecen atractivas e interesantes, y que JMG también intenta fomentar.

Y que, en el fondo, es hiper-racionalismo.

Me resulta curioso que lo que Greer llama Ocultismo, en realidad está muy a la vista de la gente, es muy actual, y está muy presente, vigente,  a la orden del día. Y sin embargo, la gran mayoría de sus practicantes, ni siquiera son conscientes que practican el ocultismo, incluso lo atacan con fuerza.

Leer el libro de Así de Domina el Mundo de Pedro Baños (voto para que lo pongan como libro de texto obligatorio en clase de Ciencias Sociales de secundaria ya!) es una clase básica sobre estos temas, aunque parezca muy alejado.

Otro saludo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Kanbei
Hace rato que ha sacado el cuadernos de apuntes, para seguir con más detalle a tanto maestro.
Sigan sigan, por favor.
Querido lector, si caíste por casualidad en este foro ya es demasiado tarde. No te molestes en entender el pico del petróleo, a partir de ahora podrás grabar con tu móvil secuencias terriblemente bellas de la Tercera Guerra Mundial. Sonríe!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por Beamspot
Merde !!... Beamspot te aclaro que acabas de dar la explicación más clara, científica, fundamentada, racional, congruente y específica de "por qué" la astrología tiene una base más o menos defendible y que podría justificar sus resultados.



Creo que si le traducimos tu texto al Druida y se lo mandamos se cae de culo y te dedica varios artículos de sus blogs o, directamente, se pone a ver derivadas de Fourier y escribe un libro completo al respecto.

Lo que dices tiene una ENORME lógica.

No tanto la sociedad actual, que ha conseguido "romper" casi todos los ciclos, desde la "noche-día" (con la iluminación artificial), hasta los ciclos de alimentos (con las cámaras frigoríficas y el comercio mundial que mueve alimentos contra-temporada de un hemisferio a otro, etc.) o los ciclos epidémicos (con el uso de medicamentos), etc.

Pero, para el 99% de la Historia de la Humanidad los "ciclos" eran lo que marcaba su vida. Tú los detallas: siembra/cosecha, abundancia/hambre, enfermedades, nacimientos, guerras, etc.

Es claro que "antes" se podía ir a la guerra SOLO cuando la siembra -o la cosecha- ya estaban listas y que la duración de las guerras también estaban influidas por los ciclos agrícolas.

Es más que probable que los ciclos de "Marte", ajustados, guarden relación con los ciclos de las siembras/cosechas y de allí que la "guerra" fuera más posible en un  momento que en otro, etc.

La posición de los planetas hacen las veces de "funciones matemáticas" ya montadas en los cielos y, con sólo observarlas equivalía a tener "análisis de big data" en la antiguedad.

No he visto una explicación más razonable para la astrología en NINGUN LADO.

Obviamente la civilización moderna 'rompe' muchos de los ciclos pero, en la práctica de las elites, el modo de fijar las fechas para sus decisiones políticas en base "a la posición de los planetas" (que le viene de antaño) hace que, aún sin la presencia de "ciclos" tan claros (como el alimentario antiguamente) se sigan respetando -al menos parcialmente- los mismos.

Pensemos -sin ir muy lejos- que la fecha de las elecciones ES UN CICLO en las democracias y que hasta el más tonto sabe que un Presidente nuevo tiene ciertas "curvas" en su acción... al principio puede hacer algunas cosas, en el medio otras, al final se ve sometido a otras fuerzas (las que buscan reemplazarlo).

Y, eso influye en la ECONOMIA (ciertas decisiones se toman al principio del ciclo, otras al final) y en la SOCIEDAD (política + economía = influencia social), etc.

Si esto puede analizarse MATEMATICAMENTE (hoy que tenemos ordenadores y datos), antiguamente podía hacerse con PLANETAS porque éstos, no eran otra cosa que "funciones de CICLOS" ya puestas en el cielo y disponibles para que cualquiera las observase -y si sabía interpretarlas... era un "astrólogo"-.

Más claro, ponle agua !

===

Digamos entonces -gracias a Beamspot que acaba de explicar científicamente la astrología como no lo había visto nunca antes- que:

a) La sociedad es el producto de ciclos (económicos, alimentarios, políticos).

b) Estos ciclos se "interrelacionan" de un modo LOGICO aunque, no necesariamente CONSCIENTE (Ej: la guerra ocurría cuando la cosecha o la siembra estaba lista, etc.)

c) Las órbitas de los planetas son CICLICAS.

d) Al cabo de cientos o miles de años de observación, fue posible vincular CIERTOS CICLOS a CIERTOS ACONTECIMIENTOS.

e) La influencia, no es tanto DE LOS PLANETAS, sino más bien de los CICLOS LOCALES (guerra / cosecha / siembra / estaciones) pero, una cosa refleja la otra a través de FUNCIONES MATEMATICAS (Ej: derivadas de Fourier).

f) Alguien que NO SABE MATEMATICAS y no tiene DATA y ORDENADORES, de todos modos se aproximaba a las PROBABILIDADES sólo revisando los planetas -por sus ciclos-.

g) Todo esto hoy funciona DIFERENTE (la Humanidad ha "roto" muchos ciclos) pero, aún conserva cierto valor en la medida en que las élites respetan FECHAS ASTROLOGICAS para la toma de sus decisiones.

h) Digamos que HOY, la astrología no vale tanto por su vinculación efectiva a los CICLOS (muchos de los cuales están "rotos"), sino más por su valor como TRADICION respetada por quienes toman decisiones.

===

Merde. Merde y recontramerde.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
No deja de causarme gracia que al final, un tío inteligente como el Druida, aunque uno piense que está loco y tiene una chapita suelta al final convierte a los más racionales en aprendices de la Magia.

Si alguien me hubiera dicho unos años atrás que iba a estudiar con interés y respeto "la Magia" mis risotadas hubieran tirado el techo... y mira tú por dónde andamos... unos cuantos !
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por Beamspot
De tu otro post Beamspot (brillante por cierto) quería quedarme con un párrafo -porque comentarlo completo sería interminable- y me refiero a éste:

Beamspot escribió
Estos rituales también permiten o facilitan que la mente deje de lado otras preocupaciones y se pueda centrar en otras cosas. Por ejemplo, a mí me funciona el ponerme a escribir para analizar situaciones y cosas. Al hacerlo, parece que se activa en mi mente un modo hiper racionalista, aunque a veces me sorprendo de la de ideas descabelladas que me pasan por la mente, pero que me permite ver de una forma más objetiva, comedida, calmada, la situación, y analizarla desde muchos más puntos de vista.
Esto tiene una explicación de lo más lógica -e interesante por cierto-.

Los conocimientos -y parte de la memoria- están "cableados" en el cerebro de cierto modo.

De hecho, los niños que nacen en Suecia "cablean" su mente EN SUECO y los que nacen en España lo hacen EN ESPAÑOL... y luego toda tu estructura de pensamiento se articula sobre ese tronco.

Aunque todos somos humanos, vivimos en sociedad, rondamos el sexo, tenemos hijos, relaciones con los padres, y etc., etc., etc. (cosas comunes y compartidas por TODOS los humanos), existen sutiles -y no tan sutiles- diferencias en el modo en que piensa un SUECO y un ESPAÑOL porque, aún las experiencias comunes a toda la Humanidad están "cableadas" desde una estructura semántica y de significados basados en el lenguaje.

NOTA = El cableado es complejo, no sólo influye el lenguaje sino los SENTIMIENTOS, etc. pero no viene al caso profundizar en ello ahora porque voy a otra cosa.

Primero se aprende a HABLAR, luego -para quienes pueden completar la educación formal- se aprende a LEER y, recién al último se perfeccionan las habilidades de la ESCRITURA.

Y esto lo vemos claramente cuando estudiamos un segundo lenguaje... aprendemos a hablarlo y a leerlo (son habilidades vinculadas) pero, ESCRIBIR en ese nuevo lenguaje salvo que le dediquemos años de estudios es una tarea casi imposible.

Incluso para quienes logran dominar la escritura del nuevo lenguaje, muy probablemente lo hagan en un contexto muy específico (lenguaje técnico, informes) pero, rara vez podrá escribir poesía o una novela en ese idioma.

Para ser un "poeta ruso" hay que NACER en Rusia y aprender a hablar, leer y escribir EN RUSO... es casi imposible serlo habiendo nacido en Suecia o Canadá.

===

A lo que voy...

Cuando ESCRIBIMOS estamos activando una PARTE DEL CABLEADO muy específica... generalmente se trata de una capa del cerebro MUY RACIONAL (aprendemos a escribir ya mayores), que raramente está influida por el cableado de las EMOCIONES (yo pido leche a mi mami -algo altamente emocional- pero escribí composiciones inventadas en el cole -composición: la vaca- ).

Entonces, cuando enfocas un problema ESCRIBIENDO las soluciones y enfoques y caminos que sigues para razonarlo son TOTALMENTE DIFERENTES a los del mundo verbal.

===

Me pasa lo mismo -supongo que a todos- y, es más, en mi caso para resolver problemas tengo que usar gráficos con flechitas ... empiezo a establecer relaciones, mi cerebro "arma" caminos, etc., etc.

===

Es más !. Voy a contar una anécdota personal.

Yo empecé a escribir a máquina desde muy joven (tenía 14 años cuando hice mi curso de dactilografía y escribo al tacto y de manera muy veloz a máquina desde entonces).

Casi todo lo hice en la máquina de escribir y, a mano, he escrito MUY POCO.

Pues bien... para obligar a mi cerebro a buscar "otras conexiones" hace poco refloté unas exquisitas plumas fuente, conseguí tinta (ya no la venden en ningún sitio por aquí) y ahora escribo a mano ciertas cosas CON TINTA Y LAPICERA FUENTE.

Es un placer exótico y exquisito y, de paso, me abre perspectivas enteramente nuevas en mi cerebro.

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

hector77
En respuesta a este mensaje publicado por Dario Ruarte
Dario, no estoy muy de acuerdo con tu forma de PLANTEAR la cuestion de la astrologia
Tu escribes
"a) La sociedad es el producto de ciclos (económicos, alimentarios, políticos)"
Y como los movimientos planetarios tambien son ciclicos pretendes que hay algun tipo de correspondencia.

El problema de utilizar terminos clave, y de ahi realizar extrapolaciones es que hay terminos que parecen significar algo mas o menos concreto y por tanto extrapolable pero No Es Asi.
Hoy en dia, aunque de hecho desde la antigua Grecia, pero sobre todo con la manipulacion del lenguaje actual, podemos hablar de la Retorica, y dentro de la retorica del poder "magico" y/o hipnótico de los conceptos. Aqui la clave es el concepto "ciclico". Es como hablar de "instinto" "evolucion", "progreso", etc etc etc etc. ¿Cual es el Contenido Real de estos conceptos -y otros?
Voy a ser muy claro: en estos y otros conceptos (vamos a dejar de entrada aparte el concepto de ciclico)
el unico contenido (significado) viene dado por su Uso, y su uso o manejo es puramente Ideologico.
Cuando alguien dice "Nosotros somos Progresistas" ¿A que leches se refiere? Resulta que si quiere explicitar lo que realmente quiere decir con progresista primero tendra que Delimitar (poner limites) su concepto: lo que quiere significar en concreto, separandolo de lo que no lo es. En el caso claro del Progresismo, tendra que distinguir/delimitar si el Infanticidio (un paso mas del aborto, aplicable a la estimacion de si la vida de un grupo de niños con unas caracteristicas o dolencias determinadas ha de ser mantenida o no) es Progresista o no. Tambien tendra que delimitar si es Progresista seguir con el consumo de combustibles fosiles pues gracias a ello se ha producido el progreso economico y, piano piano, el progreso social, el cientifico, etc actual. Vamos, que se ha de plantear si el dominio, sometimiento y destruccion de la naturaleza ha de seguir siendo una cuestion progresista.
Ahora bien, en la medida en que vamos a poner limites: no al infanticidio, no a la destruccion del medio ambiente, no a la quema de combustibles fosiles, no a...a....a......realizamos un empequeñecimiento de lo que consideramos progresismo.  Y entonces, ¿sera por tanto progresista realizar este empequeñecimiento? ¿Para salvaguardar que? Entonces redefinimos el progresismo como la salvaguarda del qué queremos conservar. Resultado: ahora no somos progresistas, somos Conservadores. Bienvenidos al Mundo Real.
Si, bienvenidos al mundo real porque acabamos de darnos cuentas de las Consecuencias de afiliarnos a un concepto que muestra sus consecuencias: no tenia un contenido real, solo ideologico o fruto de la ignorancia.
Con el termino ciclico abandonamos el campo de la ideologia pero seguimos en el de los conceptos, si hemos de tomar tu afirmacion en su totalidad ("a) La sociedad es el producto de ciclos (económicos, alimentarios, políticos)

como un autentico Complejo. ¿Que significa un ciclo economico? ¿Que significa un ciclo politico? Lo del ciclo economico puedo entenderlo, lo del ciclo politico me parece mucho mas oscuro. ¿El ciclo politico del siglo 19 es el mismo que el ciclo politico del siglo 20? ¿El ciclo politico aleman o japones es igual al ciclo politico de las sociedades anglosajonas? ?Y el de las sociedades latinoamericanas? ¿Y el de las sociedades arabes?
Y por ello, ¿tiene que ver la alineacion de Marte o un ciclo astronomico determinado con el ciclo de cada una de esas sociedades, o por separado, o en conjunto? En cuanto a los ciclos alimentarios: tiene que ver la dieta algo en ello? ¿Y el consumo de arroz en las sociedades asiaticas o el del mijo en las africanas?

Valoro mucho tus aportaciones, Dario, y tu eres una de las personas que mas me han hecho progresar en este foro, quiza la que mas, afinando mi capacidad de justificacion racional.  Pero tu justificacion de la astrologia basada en ciclos no me dice racionalmente nada
Perdonad todos (perdoname tu tambien, Dario) por esta mini-clase de Filosofia. Tampoco creo estar en posesion de la verdad absoluta.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
Errr... te has dado cuenta que la definición del tema por ciclos la hizo Beamspot, verdad ?

En mi caso no hice más que "pasarla en limpio" porque, tal como también se menciona, al escribirlo uno lo termina de asimilar mejor a nivel racional.

Personalmente le veo mucha lógica porque, las órbitas planetarias hacen las veces de "metrónomo" celestial -en una época en la que no había ordenadores ni modo de acumular los datos de otra forma- y, así como la observación celestial permitía encontrar las fórmulas para predecir eclipses, con poco cambio podías imaginar guerras o prosperidad.

La regularidad celeste seguramente da "sensación de control" y eso, es algo que siempre los hombres buscan.

Además, luego de ver (sólo ver, no entender ni poder usar) la derivada de Fourier (citada por Beamspot) me doy cuenta que, aún sin conocer las fórmulas y sólo por observación la "suma" de los ciclos planetarios son un modo de convertir frecuencias a tiempo. Los resultados no son perfectos pero, en algunas cosas han de resultar coincidentes.

Dicho de otro modo... los astros no "causan" los procesos sino que sus ciclos a veces "calzan" con ciclos terrestres y sociales normales y de allí su valor "predictivo".

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por hector77
Perdón... y agrego.

Hablando de los ciclos creo que si existen. Incluso en el mundo antiguo -donde tecnológicamente no podían romperlos como hemos hecho ahora- eran mucho más notorios e influyentes.

Nosotros conocemos los ciclos reproductivos y migratorios de ciertas especies marinas... hoy no pensamos que son "los astros" los que condicionan la abundancia del atún o la caballa porque sabemos cómo, dónde y cuándo se reproducen.

Pero, antiguamente eso era desconocido pero, es posible que hubiera abundancia de atunes en ciertas épocas que 'coincidían' con los ciclos de Mercurio o Venus.

Oh sorpresa!, un astrólogo podía predecir la "pesca abundante del atún" para fin de año siguiendo el ciclo de Mercurio (invento esto desde ya) cuando hoy sabemos que se corresponde con su época de migración por determinada zona, etc.

Los ciclos solares de 11 años seguramente influían en momentos de sequía o lluvias o fríos o calores lo que, a su vez, impactaba en la agricultura.

Hoy, no necesitamos "de la astrología" para predecirlos pero antaño, quizás la conjunción de Marte en la casa de Mercurio eran el preanuncio de hambrunas y eso, casi con seguridad era seguido -cuando Marte entraba en la casa de Júpiter- de guerras y cambios sociales.

Los planetas no "causaban" ni las hambrunas ni las posteriores guerras o revueltas (que solían venir de la mano de las hambrunas) pero eran como un "reloj" que coincidía con esos ciclos, el astrólogo que tenía sus cartas planetarias podían preanunciarlo usando la "computadora celeste" y hasta acertar !!

Realmente no lo veo extraño para nada y hasta me parece la mejor explicación de la astrología que he visto en mi vida (me gusta más eso que la "luz astral" o cosas similares).
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

hector77
No, si no digo que no existan ciclos naturales. Claro que existen ciclos solares, y ciclos orbitales, y ciclos biologicos. Nadie en su sano juicio negaria esto.
Lo que decia es que no existen ciclos naturales ningunos que se correspondan con ciclos sociales y aun economicos. Asi que cuando dices en tu penultimo post que "calzan" con ciclos terrestres y sociales normales y de allí su valor "predictivo".  lo que quiero decir es: muestrame como y donde calzan asi.
Unicamente eso. Pero es precisamente lo que en todo este hilo no se ha mostrado.
Un saludo Dario, con afecto.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Beamspot
Preguntad a las maternidades, comadronas y ginecólo@s acerca de en qué fase lunar hay mayor natalidad y os lo dirán claro: alrededor de la luna llena se disparan los nacimientos cosa mala, hasta el punto de llegar a hacer los turnos en las maternidades marcados por ese calendario. 

Leí en naukas que no hay correlación (de causalidad ya ni hablamos). Y, de hecho, se puede comprobar por uno mismo, pues hay BB.DD. públicas con fechas de nacimientos y webs que te dicen la fase lunar para cualquier día. Es un mito chulo, como que en luna llena hay más hombres lobo, jeje, pero que no resiste al análisis de los datos. Salvo que haya una conspiración mundial de médicos para ocultar la influencia de la luz lunar y falsifiquen las fechas...

Confieso que no lo he comprobado; si lo dicen en naukas, va a misa y punto.

Hay una razón darwinista detrás de todo ello: con más luz natural en un mundo prehistórico, la asistencia al parto tiene más posibilidades de ser exitosa, así que las madres y bebes que nacen alrededor de la luna llena tenían más probabilidades de sobrevivir, sobre todo si había complicaciones. 

Esto es la típica invención ad hoc. Si nuestra tesis es la contraria, podríamos decir que los bebés que nacían con luna nueva tenían más probabilidad de sobrevivir, pues la oscuridad los protegía contra los lobos y las leonas. Dawkins previene a menudo contra estas invenciones darwinistas infundadas que 'corroboran' nuestra tesis, cuya única prueba es, precisamente, que concuerdan con dicha tesis...

Ya puestos, deberíamos nacer siempre de día.

Y, en cualquier caso, hoy en día (hoy en noche ) recibimos en nuestras casas (y hospitales) mucha más luz de las lámparas (o las pantallas) que de la luna (que es aproximadamente cero). Este es un truco que, según me han dicho, usan en granjas de gallinas para, con la iluminación, hacer los días y las noches más cortos y que así pongan más huevos.
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Galbi
Ah nóoooo!!! No sabía que éste tipo desbarrancaba tanto por el lado de la astrología....!!! 

Me parece que hay que bajarlo del pedestal al que algunos lo han subido.


Bueno, creo recordar que Kepler era astrólogo (me suena que así era como se ganaba la vida). Igual que hasta hace un par de siglos casi todos los científicos eran creyentes.

No pretendo defenderlo, la astrología es una memez, pero eso no quita que sea buen analista político (o cocinero) y que tenga grandes conocimientos de Historia (o de béisbol).
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Dario Ruarte
Los planetas no "causaban" ni las hambrunas ni las posteriores guerras o revueltas (que solían venir de la mano de las hambrunas) pero eran como un "reloj" que coincidía con esos ciclos, el astrólogo que tenía sus cartas planetarias podían preanunciarlo usando la "computadora celeste" y hasta acertar !! 

Realmente no lo veo extraño para nada y hasta me parece la mejor explicación de la astrología que he visto en mi vida (me gusta más eso que la "luz astral" o cosas similares). 


No creo que ningún astrólogo admita esto, pues sería admitir que no hay causalidad sino mera correlación accidental.

Eso, suponiendo que funcione.

Y no vale decir a posteriori que, si funciona, es la verdadera astrología y, si no funciona, es que son charlatanes. Eso hay que decirlo a priori. Es como los tipos que 'adivinaron' el número premiado de la lotería, pero que, curiosamente, nunca se han hecho ricos comprándolos antes.

Y, por cierto, para que cojones queremos seguir con esos ciclos astrales si muchas veces conocemos los ciclos de verdad (método científico mediante, el mejor invento de la Humanidad después del Excel). La teoría geocéntrica es predictiva (solo que más compleja matemáticamente), pero no por eso seguimos haciendo cuentas con las esferas...
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman
Aquí vienen enlaces a estudios que han tratado el mito:

http://maikelnai.naukas.com/2017/12/20/de-verdad-nacen-mas-ninos-cuando-hay-luna-llena/
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Dario Ruarte
Veo que te ha picado el tema Fleischman 

De mi parte no puedo opinar -con posición tomada- al respecto porque:

- De toda mi vida he visto la astrología como una superchería. Vengo de una familia racional-cientificista, así que, ya te puedes hacer una idea de lo que decía mi padre de ésto.
- No tengo la más mínima idea del tema (que es bastante extenso y no debe ser confundido con los "horóscopos" de los diarios domingueros).

Pero, por otro lado creo que no se puede dejar de destacar algunos puntos:

1) Por empezar recordar que TODAS las civilizaciones tienen y han tenido "astrólogos". Greer en la nota que cito más arriba indica a los chinos, los indios, la babilónica -luego derivada en la occidental-, la maya, etc.
Se me ocurre que si no hubiera al menos "un poco" de efectividad en la técnica (sea por la causa que fuera) hubiera sido una práctica que ya hubiera caído en desuso... hablamos de MILES de años de historia !
Y mira que los buenos emperadores solían pasar a deguello a los augures o astrólogos que fallaban en sus predicciones... se hubieran muerto todos hace mucho !

===

2) De algún modo y por algunas razones que habría que investigar con más detalle -y nos guste o no- lo cierto es que las élites más de una vez basan sus decisiones en "fechas" con relevancia astrológica.

Esto hace que por una vía indirecta, se termine convirtiendo en una "profecía autocumplida" y ello, le mantiene su valor.
Resulta que tener un astrólogo a mano ayuda a conocer los puntos que tendrá en cuenta el enemigo para tomar sus decisiones.

Y, como ejemplo puntual, reciente y próximo te recuerdo por ejemplo que Puigdemont tiene una esposa "bruja" y que, muchas de sus decisiones están vinculadas a ciertas fechas específicas que no fueron decididas de pura casualidad.

La cúpula nazi usaba astrólogos a mansalva y, en el caso de Francia, donde la influencia de la Francmasonería en su gobierno es ALTISIMA, no hay duda que también los han usado. Ni qué hablar de los emperadores chinos ! (la posición del astrólogo imperial era parte del staff).
Así que, al final, muchas decisiones "históricas" han sido tomadas al calor de la astrología lo que, por ese camino, termina teniendo valor predictivo o, importancia para el análisis de las circunstancias.

===

3) Y, para terminar, en uno de sus usos -me refiero a de los perfiles de personalidad y no a su capacidad predictiva-, resulta que es bastante "defendible".
Ignoro la causa pero, un buen estudio de carta natal -hecho por un experto y no por un parlanchin- genera perfiles que coinciden con los que se pueden desarrollar con técnicas psico-científicas.

Lo particular y extraño es que un astrólogo te puede definir una personalidad SOLO con la carta natal de alguien (sin saber quién es), en tanto que un psicólogo, si no tiene acceso a la persona para hacerle una batería de test y entrevistas personales, no tiene modo de hacerlo.

===

Vaya a saber. Ya no tendré tiempo (ni ganas, ni interés) de estudiar este tema más a fondo en esta vida.

Ahí se los dejo.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

hector77
En respuesta a este mensaje publicado por Anselmo
Por cierto, y por que no le llamamos Juan MIguel Grau?
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: POST: John M. Greer –“Un interludio astrológico: El ingreso en Aries en el 2018”

Fleischman
En respuesta a este mensaje publicado por Dario Ruarte
Jejeje, ya sospechaba que eras de buena familia...

1) También todas las civilizaciones han tenido sacerdotes y dioses (muchas veces incompatibles unas religiones con otras). Yo he sido testigo en mis años mozos, cuando no era ateo practicante, de peticiones de lluvia a la Virgen en procesión. Si no funcionara, habría caído en desuso...

Y, o bien son los planetas con sus ciclos los que hacen llover, o es el poder infinito de Dios, cuando le da la real gana. No pueden ser ambas cosas a la vez. Los anillos de Saturno no pueden tener más poder que Dios omnipotente. Por definición.

2) Y no parece que a la cúpula nazi le fuera muy bien... todavía le están dando collejas al astrólogo que dijo que tomar Stalingrado estaba chupao, si se empezaba cuando Aries se juntaba con Plutón un martes de luna llena...

Jajaja, y el astrólogo de pugdemon también se está luciendo!

(Por favor, jóvenes y jóvenas de la ESO, mantengan el hilo libre de nacicatalanadas, que pa eso ya está el hilo ese de los estados que se derrumban.)

Coño, si parece un infiltrado del PP! Sumando, en tiempo récord:

Ha convertido al príncipe en Rey.
Ha conseguido que Ciudadanos gane las elecciones en Cataluña y sea el primero en las encuestas en el total de España, a pesar de la injusta ley electoral (menos injusta para ellos cuanto más apoyo tienen, claro).
Ha rescatado al PP del abismo al que se dirigía. Rajoy debe de estar diciéndole a la Merkel que lo suelten, pa que dure más el circo. Por lo menos hasta que llegue el Mundial...
Ha conseguido que se vayan a equiparar los sueldos de policías nacionales y guardias civiles a los de los autonómicos!! (después de años y años de reivindicaciones).
Ya están protestando el resto de funcionarios estatales para que les equiparen el sueldo también...
Ha conseguido que balcones y ventanas se llenen de banderas de España sin que haya jurgol, y no se vea como algo de derechas, sino lo normal.
No sé si en la Argentina se puede apreciar lo milagroso que es ver a los gitanos aplaudiendo a la Guardia Civil...

Al final va a ser que la astrología funciona, pero al revés...

3) Como decía Carl Sagan, afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias. No creo que nadie pueda predecir nada, ni de personalidad ni nada, con cartas astrales. Anselmo, no se lo digas a Greer, que me va a coger manía... (O dile que soy acuario, para que me prediga el futuro, casi mejor).

Porque si las técnicas de alguien funcionan, o bien es por azar, o bien ya no estamos hablando de un astrólogo. Es como cuando un homeopata te da paracetamol, eso ya no es homeopatía.

Si predigo que en abril aguas mil, eso no es astrología. La astrología es superchería por definición, pues si hubiera ciencia en ella, sería dominio de la astronomía.

Estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas.

Sí Greer dice que es otra cosa, será en su idioma.

Que serán muy buenos prediciendo, pero yo me fío más de AEMET.
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
12