Una sociedad cada vez mas robotizada

Previous Topic Next Topic
 
classic Clásica list Lista threaded En Árbol
152 mensajes Opciones
123456
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

jgustavo
los que alguna vez programamos automatizacion y algo de IA, nos partimos la cara de risa con esas notas.

yo estoy con musk en eso, el de facebook no tiene ni puta idea de lo que habla.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
¿Qué haremos con el tiempo libre que nos dejarán los robots?
¿Y si la automatización nos ofreciese un mundo en el que trabajar solo un par de horas al día? ¿Qué haríamos con el resto? El panorama apunta a una crisis de identidad y un profundo cambio educativo y social


https://elpais.com/elpais/2017/08/23/talento_digital/1503489856_850481.html
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Colombo
En Estados Unidos, los jóvenes abogados ya no obtienen empleo. Debido al sistema de inteligencia artificial "IBM Watson".

Se puede obtener asesoramiento jurídico (hasta ahora para cosas más o menos básicas) en cuestión de segundos, con un 90% de precisión en comparación con el 70% de precisión cuando lo hacen los seres humanos.
...sabe, si empieza a acumular detalles la visión general del caso cambia...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
Colombo escribió
En Estados Unidos, los jóvenes abogados ya no obtienen empleo. Debido al sistema de inteligencia artificial "IBM Watson".

Se puede obtener asesoramiento jurídico (hasta ahora para cosas más o menos básicas) en cuestión de segundos, con un 90% de precisión en comparación con el 70% de precisión cuando lo hacen los seres humanos.
Qué barbaridda de artículo. Muy recomendable. Voy  adarle la máxima difusión posible
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Demóstenes Logógrafo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Spengler
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Anda, la famosa narrativa de "¡que vienen los robots!". Yo escribí un artículo de esto:

https://elsortintdelacuixa.blogspot.com.es/2017/07/el-complejo-de-frankenstein.html

En el anterior artículo hablé del rol que tiene el progreso tecnológico en la economía. Defendí la idea de que el ritmo del progreso tecnológico se ha estado ralentizando durante bastante tiempo, y que de seguir esta tendencia, las grandes épocas de expansión económica no volverán a Occidente. En el artículo de hoy voy a hablar sobre un caso concreto de progreso tecnológico, por lo que lo podríamos considerar en cierta medida un anexo al anterior.

Alguien puede pensar que en el artículo anterior me dejé algo muy importante en el tintero, algo que de hecho contradice e invalida mi tesis; a saber, que los recientes progresos en las tecnologías de la información, la robótica y la inteligencia artificial han hecho inevitable la invasión de los robots en nuestras vidas y en nuestros trabajos. Los robots se están volviendo capaces de hacer un porcentaje cada vez mayor de tareas anteriormente realizadas por los seres humanos. Estamos en los albores de la Edad de los Robots, y dentro de unas pocas décadas, al ser éstos mucho más productivos y competitivos que los humanos, van a hacer prácticamente todo el trabajo que ahora hacemos nosotros, provocando la pérdida de la mayor parte de puestos de trabajo actuales en las próximas décadas, y haciéndonos redundantes e innecesarios. Es más, la invasión robótica ya ha empezado, y uno de sus efectos son los altos niveles de desempleo en que viven los países occidentales. Y eso no es nada comparado con el apocalipsis robótico que se nos avecina (coches sin conductor, fábricas sin operarios, obras sin paletas, oficinas sin oficinistas, etc.). ¿Cómo demonios cuadra eso con una ralentización del progreso tecnológico?

Esta narrativa se ha puesto muy de moda en los últimos años, cuando, coincidiendo con el aumento del desempleo provocado por la Gran Recesión de 2008, se ha producido un auténtica histeria relacionada con esta cuestión. Incontables libros y artículos anunciando el inminente (o incluso el ya presente) apocalipsis robótico han hecho su aparición. Los principales medios de comunicación han mostrado la coordinación casi militar que los caracteriza a la hora de transmitir la nueva verdad a los profanos. En los últimos meses, tenemos, por ejemplo, los siguientes artículos:

New York Times, “The Long-Term Jobs Killer Is Not China. It’s Automation”,
The Guardian, “Are robots going to steal your job? Probably”,
CNN, “Rise of the machines: Fear robots, not China or Mexico”,
The Washington Post, “We’re so unprepared for the robot apocalypse”.

Por su parte, quienes quieran conocer con más detalle cómo va a ser ese futuro robotizado, y maravillarse (o aterrorizarse, o ambas cosas) con éste, tienen a su disposición una generosa montaña de libros. Como ejemplos:

The Second Machine Age: Work, Progress and Prosperity in a Time of Brilliant Technologies, E. Brynjolfsson, A. McAfee (2014).
Rise of the Robots: Technology and Threat of a Jobless Future, Martin Ford (2015),
Humans Need Not Apply: A Guide to Wealth and Work in the Age of Artificial Intelligence, Jerry Kaplan (2015),
The Robots Are Coming: A Human’s Survival Guide to Profiting in the Age of Automation, John Pugliano (2017).

Pero aunque ciertamente la automatización del trabajo existe hoy en día, tanto a nivel real como a nivel potencial, haríamos bien en poner la narrativa anterior en su debido contexto.

*****************************************

Hasta hace relativamente poco tiempo, la fuente de energía principal de nuestra civilización (y de todas las demás de las que tenemos constancia) era la fuerza humana. La gran mayoría de la población se dedicaba a crear y mantener, con su propio esfuerzo y sudor (y con el de sus animales domesticados), ecosistemas artificiales que maximizaban la producción de materia orgánica apta para el consumo humano, lo que llamamos agricultura. Podríamos decir que éste era el nicho ecológico de casi todos los habitantes de nuestra civilización.

Esto empezó a cambiar con la progresiva mecanización de la economía que conocemos con el nombre de Revolución Industrial. Al pasar a realizar una máquina el trabajo previamente realizado por un ser humano, pues bien, se reducía la necesidad de trabajo humano. Ciertamente, si pensamos en las condiciones de trabajo de, por decir algo, un esclavo agrícola de la Sicilia romana, se puede argumentar que reducir la necesidad de trabajo humano es algo positivo. Sin embargo, como contrapartida, al eliminar la necesidad de trabajo humano, el proceso de mecanización destruía por sistema los nichos ecológicos existentes de la población. La consecuencia natural de este fenómeno tenía que ser que una cantidad creciente de personas dejaran de ser necesarias. En ausencia de un sistema adecuado de redistribución de la riqueza, esto podría ocasionar un gran problema a la larga.

No obstante, había un mecanismo que tendía a contrarrestar la capacidad destructiva de la mecanización: el progreso económico, en gran parte provocado por la misma mecanización que eliminaba sin remordimientos los puestos de trabajo. Después de todo, el empresario que decidía instalar una nueva máquina en su fábrica (y por el camino echaba a la calle a algún operario) no lo hacía para seguir como antes. No, con la nueva máquina pretendía aumentar sus beneficios al reducir los costes de fabricación y/o al aumentar la producción. Con esos mayores beneficios quizá decidiría invertir en la construcción de una nueva fábrica, lo que emplearía a nuevos operarios, o quizá bajaría el precio de venta, lo que aumentaría el consumo de ese producto y como consecuencia necesitaría producir más y contratar más empleados.

Asimismo, la aparición de campos tecnológicos y económicos totalmente nuevos ayudaba a generar nuevos nichos ecológicos. En el ejemplo anterior, sin ir más lejos, la nueva máquina instalada por el empresario la tenía que haber diseñado y fabricado alguien. Y hablando en líneas más generales, pensemos en la nuevas ocupaciones que supusieron en su momento la construcción de ferrocarriles y carreteras, la construcción de infraestructuras de generación y distribución de electricidad y agua, la manufactura masiva de productos químicos, la fabricación masiva de coches privados, de lavadoras, de microondas o de ordenadores, y la necesidad masiva de white-collars para diseñar, proyectar y administrar todos estos productos y tareas.

En definitiva, la expansión, la diversificación y el aumento de la complejidad de la economía que ha caracterizado gran parte de los últimos dos siglos generaban nuevas necesidades y nuevas ocupaciones. De esta forma, aunque durante épocas concretas el desempleo aumentara de forma considerable, eventualmente este fenómeno siempre quedaba contrarrestado por los mecanismos nombrados anteriormente. Para la mayoría de economistas de cabecera, esto tenía que ser por fuerza así: aunque la mecanización genere desempleo a corto plazo, acostumbraban a decir, el mercado devolverá las cosas al equilibrio si se le da tiempo a estabilizarse y absorber ese desempleo, mediante el aumento de la productividad generado por la mecanización. Esta creencia, no obstante, se basa en la ya más que desacreditada ley de Say, según la cual la oferta crea su propia demanda (una ley a la que hoy día sólo una minoría de economistas da validez), y por lo tanto nada nos asegura que siempre se vayan a encontrar nuevos nichos ecológicos a un ritmo igual o superior al de su destrucción.

*****************************************

Por otro lado, como ya vimos, desde la década de 1970 las tasas de desempleo en los países occidentales han sido inusualmente grandes. Y como de eso han pasado ya cuatro décadas y eso difícilmente se puede considerar “corto plazo”, los temores de que el equilibrio entre creación y destrucción de nichos ecológicos se haya roto definitivamente han aumentado.

¿Qué rompió el equilibrio? ¿Cómo explicar el elevado desempleo? Un porcentaje creciente de nuestros líderes de opinión han encontrado el culpable en… tachán… el progreso tecnológico descontrolado, concretamente el progreso de las tecnologías de la información, la robótica y la inteligencia artificial. Y aquí se introduce la nueva narrativa de moda, la del inminente apocalipsis del trabajo y el auge de los robots.

Lo curioso del caso es que estos temores del fin del trabajo debido a la automatización no son para nada nuevos. John Maynard Keynes, por ejemplo, decía en 1930:

“Nos está afligiendo una nueva enfermedad cuyo nombre quizá algunos lectores no hayan oído, pero que oiremos mucho en los próximos años - es decir, el desempleo tecnológico. Se refiere al desempleo producido por nuestro descubrimiento de medios de economizar el uso de mano de obra más rápidamente al que podemos encontrar nuevos usos para el trabajo”.

Durante el boom posterior a la Segunda Guerra Mundial tampoco faltaron voces de preocupación por el aumento de la productividad de los procesos productivos, que tenía que acabar generando desempleo masivo (de hecho, el término Tercera Revolución Industrial ya se usaba en los años 1960). Según un artículo de TIME de 1961, titulado “The Automation Jobless”:

“El número de puestos de trabajo perdidos debido a máquinas más eficientes es sólo una parte del problema. Lo que preocupa más a muchos expertos de empleo es que la automatización puede evitar que la economía cree suficientes puestos de trabajo […] A lo largo de la industria, la tendencia ha sido la de mayor producción con una fuerza de trabajo más pequeña […] Muchas de las pérdidas de empleos en las fábricas ha sido contrarrestado por un aumento en las industrias de servicios o en trabajos de oficina. Sin embargo, la automatización está comenzando a eliminar puestos de trabajo de oficina también […] En el pasado, las nuevas industrias contrataban a muchas más personas que los que echaban a la calle. Pero esto no es cierto de muchas de las nuevas industrias de hoy en día […] Las nuevas industrias de hoy tienen relativamente pocos puestos de trabajo para los trabajadores no cualificados o semi-cualificados, justamente la clase de los trabajadores cuyos puestos de trabajo están siendo eliminados por la automatización”.

Una edición más reciente de la misma narrativa apareció en los años 1990, en medio del auge de la “Nueva Economía”, según la cual las nuevas tecnologías de la información cambiarían las reglas del juego para siempre. Según algunos, el aumento masivo del desempleo se cernía como amenaza en el futuro cercano. Un prominente ejemplo de esta última ronda de pánico lo constituye el libro The End of Work: The Decline of the Global Labor Force and the Dawn of the Post-Market Era (1995), de Jeremy Rifkin. Las palabras de Rifkin hubieran resultado ciertamente familiares para un lector de Keynes de los años 30:

“Estamos entrando en una nueva fase de la historia mundial - una en la que serán necesarios cada vez menos trabajadores para producir bienes y servicios para la población mundial”.

Después de tantos anuncios de alarma, los elevados niveles de desempleo que vemos hoy día parecen anunciar que los temores de tantos grandes pensadores económicos (pensemos en John Stuart Mill, en David Ricardo, en Karl Marx o en el mismo lord Keynes) finalmente se han hecho realidad: la Tecnología está haciendo obsoleto el trabajo humano, y esta vez no hay vuelta atrás.

El problema con esta visión, no obstante, es que hay demasiadas cosas que no acaban de cuadrar con ella. Evidentemente que los avances en la Tecnología están haciendo menos necesario el trabajo humano en muchos campos. Pero como ya hemos visto, este no es un proceso nuevo, es algo inherente a nuestra forma actual de hacer las cosas. Es más, no creo que fuera muy descabellado decir que éste es el élan vital de la industrialización de los últimos dos siglos. En este sentido, ¿lo que vemos hoy en día es un proceso realmente revolucionario, o la continuación de una tendencia a largo plazo? Francamente creo que estamos ante lo segundo, y que la narrativa actual de “los-robots-podrán-fin-al-trabajo” es sumamente exagerada. Vamos a ver por qué.

*****************************************

En primer lugar, para ver si realmente los robots están sustituyendo a los humanos a gran escala, ¿adónde deberíamos mirar? Resulta que existe un parámetro llamado productividad, con el cual normalmente nos referimos al cociente entre la cantidad producida de un producto dividido por las horas trabajadas por los trabajadores para producirlo.

¿Qué pasaría con la productividad en una economía que los robots estuvieran invadiendo en masse? La productividad debería dispararse, ya que por un lado los trabajadores trabajarían menos horas, y por otro, se supone, la cantidad producida aumentaría (ya sabes, los robots pueden trabajar las 24 horas, no necesitan parar para comer ni para descansar, etc.).

¿Y qué pasa con la productividad en el mundo real? Desde los años 70, a pesar de repuntes puntuales, el crecimiento de la productividad se ha ido ralentizando en los países occidentales. Las tecnologías de la información provocaron un ligero repunte de la productividad en los años noventa, pero este repunte acabó con la llegada del nuevo milenio, según un estudio del MIT. La ralentización de la productividad se ha vuelto una preocupación importante para nuestros expertos de cabecera. Por poner un ejemplo, “la ralentización de la productividad global genera riesgo de agitación social, según el FMI”.

Esta ralentización coincide de hecho con la narrativa que expuse en el anterior artículo, donde argumenté que encaramos un futuro con un progreso tecnológico cada vez más pausado, y contradice de lleno la narrativa de los robots revolucionarios. De hecho, esta incoherencia entre la productividad real y la prevista por el progreso tecnológico es bien conocida, y recibe el nombre de paradoja de la productividad. Nuestros expertos han intentado explicarla recurriendo a diferentes argumentos ad hoc. Sin embargo, nunca podrán considerar seriamente la idea de que la presunta paradoja no lo sea de hecho, y que la revolución de los robots no sea en realidad tan revolucionaria.

El índice de productividad, hay que reconocerlo, es un parámetro un tanto problemático. Es un parámetro bastante abstracto, lo que lo hace de hecho poco fiable, como ya dije en un artículo anterior. De hecho, según el índice de productividad, una institución financiera es por término medio mucho más productiva que, digamos, una cementera (genera mucho más output –es decir, dinero- por hora trabajada). No obstante, la productividad no es el único dato que hace chirriar a la narrativa del apocalipsis robotizado.

*****************************************

Por ejemplo, escenas como ésta son incómodas para la narrativa de la automatización masiva:


Una de las mayores transformaciones producidas en el sistema económico global en las últimas décadas ha sido el transporte de muchas actividades intensivas en mano de obra desde los países del “Primer Mundo” hasta países “en vías de desarrollo”, donde los costes laborales son más bajos, con el objetivo de reducir los costes de producción. Se trata de uno de los factores clave de lo que llamamos globalización. Este proceso queda patente si observamos la súbita disminución de la cantidad de puestos de trabajo del sector manufacturero existentes en Estados Unidos tras la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio en 2001 y la reconversión de ésta en “fábrica del mundo”.

Pero un momento, si la Tecnología está haciendo obsoleto el trabajo humano, ¿por qué demonios tantas empresas se toman la molestia de llevar sus actividades al otro lado del mundo, con todas las dificultades logísticas, operativas, legales, etc. que implica eso? ¿No sería más sencillo y barato automatizar en mayor medida el proceso productivo, sin tener que moverse a otro país? Al fin y al cabo, muchas de las tareas que se han deslocalizado hasta el este o el sur de Asia son tareas extremadamente rutinarias, precisamente el tipo de tareas más propensas a ser automatizadas. ¿Son simplemente estúpidos los CEO que deciden deslocalizar en vez de automatizar?

Haríamos bien en considerar la posibilidad de que esos CEO no sean estúpidos, sino que, hablando en plata, en dichos casos un chino o un indio salgan más baratos que un robot. Y aquí llegamos a un punto ya visto en el artículo anterior: una cosa es la viabilidad técnica y otra muy diferente es la viabilidad económica. Quizá es técnicamente posible automatizar completamente una fábrica, pero con lo abundante y barata que es la mano de obra en el Tercer Mundo, quizá no tiene mucho sentido económico hacerlo.

Esto último choca de lleno con una idea que tenemos muy interiorizada. Desde pequeños nos han enseñado que las máquinas, siempre, siempre, en todos los casos y circunstancias, son más competitivas y más eficientes que los seres humanos. Dudar de eso es herejía. Pero no debemos olvidar que esa verdad la hemos aprendido en una época en que nos hemos dedicado a aprovechar una cantidad gigantesca de energía acumulada durante centenares de millones de años. No debemos olvidar que las máquinas no van solas. Que necesitan ser diseñadas, fabricadas, alimentadas, mantenidas y controladas. Todo eso supone un consumo no anecdótico de recursos naturales (materiales y energía). Y si el encarecimiento de la energía sigue la tendencia de las últimas décadas y nos estamos dirigiendo a un futuro sin energía barata, la ecuación que hace a las máquinas más competitivas que los seres humanos podría llegar a invertirse completamente, tal como acostumbraba a decir John Michael Greer en su ya difunto The Archdruid Report: en resumen, que en un mundo con 7.500 millones de personas y unos recursos energéticos cada vez más agotados, quizá construir y alimentar máquinas para que hagan el trabajo de las personas no sea muy buena idea.

En este sentido, es curioso que con toda la parafernalia de la sociedad postindustrial, postmoderna y post-di-lo-primero-que-te-venga-a-la-cabeza nos hayamos convencido de que la clase trabajadora industrial, esos rudos blue-collars de fábrica que nos vienen a la mente instintivamente si pensamos en el concepto marxista de lucha de clases, está en vías de desaparición, porque las economías se orientan cada vez más al sector servicios y la menguante industria es cada vez más automatizada. En realidad, hoy en día probablemente hay más trabajadores industriales en el planeta que en cualquier momento del pasado. En el sector manufacturero de Occidente cada vez existen menos puestos de trabajo. Pero a nivel global, existen más puestos de trabajo que nunca. Como consecuencia de la industrialización de países como China, India o Brasil y de los procesos de deslocalización, en los últimos 50 años la cantidad de trabajadores industriales ha pasado de 200 a 1.000 millones de personas, aproximadamente. ¿Cómo demonios cuadra eso con el fin del trabajo pronosticado por nuestros adorables expertos?

*****************************************

Aquí a algún lector le habrá saltado una alarma. Quizá recuerde haber leído recientemente alguna noticia sobre fábricas en China que sustituyen a todos sus trabajadores por robots. Tenemos por ejemplo estas noticias:

Chinese factory replaces 90% of human workers with robots. Production rises by 250%, defects drop by 80%,
Foxconn replaces '60,000 factory workers with robots',
Robots Are Replacing Auto Workers In China Now Too.
Esto en principio invalidaría de lleno mi argumento anterior. Si los robots invaden incluso las fábricas chinas, con los bajos salarios que los caracterizan, los trabajadores industriales realmente están condenados a la desaparición, ¿no? No tan rápido. Tal como aclara un antiguo alto cargo de Foxconn, lo que está ocurriendo en China es algo mucho menos excitante y novedoso:

“Todo este asunto de la robótica... Es decir, caray, estábamos poniendo robots en la India, en Juárez y en Brasil hace muchos, muchos años. Cuando piensas en los robots, piensas en una fábrica de semiconductores totalmente automatizados donde no hay seres humanos, pero lo que Foxconn va a hacer con robots [es] que van a mecanizar un determinado puesto de trabajo. Todo lo que sea trabajo rutinario, lo van a mecanizar. Así que habrá humanos y alguna interacción con la máquina, sólo para acelerar ese proceso. No es como una fábrica totalmente automatizada, donde sólo hay robots. No, no, no. […] todavía habrá un operario cargando y descargando el material en ese puesto de trabajo. […] He estado haciendo esto durante tropecientos años. Así que eso es sólo el curso natural de una empresa, al igual que los chicos de los Estados (esto es, Estados Unidos) están haciendo con el sector del automóvil”.

Es decir, se trata de procesos de mecanización de las fábricas donde, de forma similar a las fábricas de aquí, el operario controla el proceso de producción y carga y descarga el material fabricado. Nada excesivamente revolucionario. Aunque supongo que las empresas implicadas habrán aprovechado el lenguaje confuso y ambiguo como herramienta de propaganda. Y es que, cómo mola éso de los robots, ¿no?

Estos titulares, no obstante, nos indican algo significativo. Aunque no se trate de la revolución robótica deseada, el proceso de mecanización que están sufriendo sus fábricas nos indica que China ya no es el paraíso de la mano de obra barata que era hace 16 años, cuando entró en la OMC. De hecho, según algunos estudios la manufactura de bienes ya es solamente un 4% más barata en China que en Estados Unidos, debido a los considerables aumentos salariales de los últimos años (la media salarial en el sector manufacturero ha subido un 80% desde 2010). Como consecuencia, las manufacturas low-cost están empezando a abandonar China y ya están buscando a sus posibles sucesores, como Vietnam, Indonesia y Bangladesh.

*****************************************

Hasta ahora hemos hablado del impacto de la automatización en trabajos rutinarios relacionados con la industria. Pero la gran diferencia entre la amenaza que suponen hoy día las máquinas y la que suponían en el pasado, nos dicen, es que esta vez las máquinas, debido a la inteligencia artificial, van a poder realizar una variedad mucho mayor de trabajos, haciéndonos, esta vez sí que sí, obsoletos a los seres humanos, no sólo a los que hacen trabajos manuales y rutinarios.

En este sentido, según un informe de la Oxford Martin School de 2013, que han usado los principales medios de comunicación para seguir taladrando con el fin del trabajo, el 47% de las actuales ocupaciones de Estados Unidos corren un alto riesgo de ser automatizadas en una o dos décadas: camareros, dependientes, administrativos, comerciales, conductores son algunas de las profesiones que, se supone, más riesgo tienen de ser eliminadas a corto o medio plazo, con probabilidades superiores al 80%.

Según el citado informe, son básicamente las profesiones mal pagadas y que requieren poca o nula educación las que están más en peligro. Obviamente, este aviso va acompañado de un claro consejo para los jóvenes: obtened una buena educación y triunfaréis en la economía creativa que se avecina.

El cuadro del futuro que pintan es bien conocido. Lo hemos oído durante décadas. Sin embargo, no acaba de cuadrar con lo que vemos en la actualidad. La mayor parte de puestos de trabajo que se crean hoy en día no corresponden al perfil de alta cualificación y alta remuneración que, se supone, son los empleos del futuro; al contrario, muchos de los empleos que en mejor forma se han mantenido en los últimos tiempos en Occidente en su mayoría no requieren ninguna habilidad especial, acostumbran a combinar horarios de lo más extendidos y salarios de lo más bajos, y corresponden a sectores tecnológicamente estancados, es decir, sectores que por su misma naturaleza no experimentan prácticamente ningún aumento de la productividad, como pueden ser los camareros o los cuidadores personales. Quizá los robots estén viniendo a llevarse todos esos trabajos, pero por lo menos de momento no han llegado.

Un aspecto crucial que no tiene en cuenta el informe es, nuevamente, la trascendental diferencia entre la viabilidad técnica y la económica. Si los números no salen, da igual que automatizar algo sea técnicamente posible. Nuevamente, ¿por qué se van a complicar la vida los empresarios adquiriendo un robot (con todas las dificultades de organizativas y financieras que eso implica) para hacer un trabajo si hay cien personas en la calle dispuestas a realizarlo, aún a cambio de salarios más propios del Tercer Mundo? En este sentido, en el informe se habla de las ocupaciones que hipotéticamente podrían automatizarse, a nivel técnico, pero por lo que veo en ningún lado se habla de los costes económicos (además de las más que previsibles dificultades imprevistas que normalmente aparecen al pasar de la teoría a la práctica) que esta automatización supondría. Las máquinas y los robots, no está de más decirlo, no son baratos.

Y aún sin tener en cuenta los condicionantes económicos, ya vimos en el artículo anterior cómo se acostumbra a generar un hype excesivo alrededor de las tecnologías que aún están en periodo de pruebas, generando burbujas tecnológicas en las cuales sólo una pequeña parte de las innovaciones prometidas llegan a integrarse en la sociedad. Hoy en día, por ejemplo, nos taladran continuamente con los vehículos sin conductor. Es algo de lo que ya existen prototipos, y en cuestión de pocos años, nos dicen, va a volverse muy común. Ya veremos si las promesas se convierten en realidad, pero varios críticos han objetado que antes hay que resolver problemas técnicos fundamentales, de los cuáles no podemos divisar aún ninguna solución. Evidentemente, los magnates futuristas de Silicon Valley minimizarán por sistema de puertas afuera cualquier dificultad, técnica o de cualquier tipo, que pueda haber en el camino hasta el futuro prometido: después de todo, la propaganda y el hype son partes básicas e indispensables de sus negocios (no es casualidad que los beneficios de muchas de estas empresas –esto es, las que llegan a tener beneficios- no guarden relación alguna con su valor en bolsa, inflado hasta niveles absurdos).

A fin de cuentas, creo que los amantes de la narrativa del fin del trabajo olvidan otro hecho fundamental: la automatización de los procesos productivos está sujeto también a la ley de los rendimientos decrecientes. Cuando en una fábrica hay muchos trabajadores realizando trabajos rutinarios y simples, será relativamente fácil y barato mecanizar y automatizar el proceso, de forma que muchos menos trabajadores produzcan más. Pero tarde o temprano llega un momento en que sustituir a más trabajadores es cada vez más complicado y caro, y la recompensa de esa sustitución es mucho menor.

Otro motivo de que se acostumbre a exagerar el potencial de la robótica y de la inteligencia artificial es la francamente ingenua creencia de que el funcionamiento del cuerpo y la mente humanos pueden reducirse a un algoritmo (muy complejo, eso sí). No es así como funcionamos los seres humanos. No funcionamos como simples algoritmos. No funcionamos con simples secuencias lineales de causa y efecto, con pasos e instrucciones bien definidos. Somos inimaginablemente más complejos de lo que una máquina creada por nosotros nunca podrá ser, por mucho que mejore la tecnología de la inteligencia artificial. La diferencia no es cuantitativa, es cualitativa. Una máquina nunca podrá pensar como nosotros lo hacemos. Esta circunstancia, creo, hace que la amenaza que suponen los robots para muchos puestos de trabajo sea rutinariamente exagerada.

*****************************************

En lo que va de artículo me he esforzado por convencer al lector de que los machacones anuncios del fin del trabajo provocado por la automatización son exagerados, y que precisamente su persistencia en los grandes medios de comunicación nos debería hacer sospechar de esta narrativa. Con esto no estoy diciendo que la automatización no exista o que no pueda suponer ningún problema. Al contrario, como hemos visto al principio del artículo, la mecanización y la automatización de los procesos son, por sistema, destructores naturales de puestos de trabajo, y solamente el efecto compensatorio del progreso económico ha evitado que el desempleo nunca se mantuviera en valores elevados indefinidamente.

Pero si hoy en día llevamos cuatro décadas con un elevado desempleo, la automatización no puede ser la única (ni siquiera la principal) culpable, a juzgar por el bajo crecimiento de la productividad durante este periodo de tiempo. En este sentido, la productividad creció mucho más rápidamente durante el boom de post-guerra, y eso no ocasionó unos niveles sostenidos de desempleo elevado. Lo que ha cambiado es (entre otras cosas), obviamente, que en ese tiempo el progreso económico, cuantitativa y cualitativamente, era mucho más rápido que ahora, y se encontraban muchos nuevos nichos ecológicos a un ritmo suficiente al que la Tecnología los destruía. Hoy en día ese efecto compensatorio se ha reducido enormemente, y no se encuentran nuevos nichos ecológicos a la velocidad adecuada, pero esto no quiere decir que los nichos existentes se destruyan más rápido que antes (nuevamente, a juzgar por la productividad, esto no es así), sino que se crean mucho más lentamente.

Pero es evidente que hay un gran interés por difundir esta narrativa. Puestos a elegir futuros sombríos, éste es de los más atractivos y estimulantes. En primer lugar, cuadra con algunos de los más excéntricos delirios proféticos relacionados con el culto al Progreso. La imagen de las máquinas y los robots, creaciones del orgulloso y autoproclamado inteligente homo sapiens, volviéndose omnipotentes y omniscientes, pasando a controlar el destino de sus creadores e impulsándolos a una orgía tecnológica sin límites que les haga abandonar del todo sus orígenes, llena de temor reverencial y de profunda fascinación a muchos creyentes del Progreso. En este sentido, no es casualidad que los artículos que nos anuncian el inicio de la Edad de los Robots tengan ese inconfundible regusto de ciencia-ficción.

Mas hay otros motivos que hacen que esta extraña versión de ludismo se haya hecho popular entre los líderes de opinión: bajo la narrativa del Progreso, la automatización se puede vender fácilmente como una transformación inevitable e irresistible. No puedes parar el Progreso, y el Progreso tiene esta forma. Los robots están destinados a hacer todas las tareas antes realizadas por los humanos. Y esto no lo puede cambiar ni tú ni yo ni nadie. Es como querer ir contra la ley de la gravedad. Es como querer viajar atrás en el tiempo. Acostúmbrate.

Gracias a esta apariencia de inevitabilidad, el deterioro del mercado de trabajo en Occidente se puede explicar como un proceso natural del que nadie tiene ninguna responsabilidad. De esta forma, se está intentando utilizar a la Tecnología como cabeza de turco. No culpes a los políticos, no culpes a los bancos, no culpes al neoliberalismo; mejor culpa a la realidad misma por ser como es.

Adicionalmente, al recordar continuamente la amenaza que suponen los robots, a quien realmente se está amenazando es a los trabajadores, quitándoles poder de negociación a éstos y dándoselo a las empresas. A un empresario ya le va bien que sus trabajadores estén asustados por la amenaza de la Tecnología. Se quejará menos y estará dispuesto a trabajar más duro, no sea caso que decidan sustituirlo por un robot. Piensa en eso la próxima vez que veas un titular grandilocuente en La Vanguardia o en El País sobre la inminente llegada de los robots a tu puesto de trabajo.

*****************************************

Por otro lado, al usar la Tecnología de forma reiterada como cabeza de turco, los líderes de opinión consiguen absolver inmediatamente a todos los demás sospechosos de deteriorar el mercado de trabajo y generar desempleo en Occidente. Es curioso que esto sea así, pero debido a nuestra forma simplista y binaria de pensar acostumbramos a asumir inconscientemente que sólo puede haber un culpable. El culpable es la corrupción. O la tecnología. O las élites financieras. O los inmigrantes. O Mariano Rajoy. Pero evidentemente, en este caso culpar a un sospechoso no debería suponer la absolución inmediata de los demás. Puede ser perfectamente un trabajo en equipo.
comentarios intempestivos sobre ecología, política e historia: https://elsortintdelacuixa.blogspot.com
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Fleischman
+10

Efectivamente muchas veces el mayor impedimento para un cambio no es tecnológico. El hecho de que existan coches sin conductor no hace que mañana puedan salir a las calles miles de ellos en plan Uber masivo y por ello deje de haber trabajo para los taxistas. Es técnicamente posible pero no sucede.

De igual forma no está escrito en piedra que un humano tenga que trabajar 8 horas diarias, porque así lo dijo el Señor. El desempleo puede estar causado por la automatización (entre otras causas) pero la solución no tiene por qué ser acabar con la automatización. Puede haber un mayor reparto del trabajo (y la riqueza), con robots o sin ellos.
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Dario Ruarte
Muchos de los principales cambios en los modos, formas y rendimientos del trabajo han tenido más que ver con la LOGISTICA antes que la ROBOTIZACION.

Cuando pasamos de veinte almacenes de barrio donde, el amable tendero o su familia atendían a sus clientes "uno a uno" a un supermercado donde los clientes "se atienden solos" tomando los productos de las góndolas y colocándolos en sus carritos y haciendo la fila en unas pocas cajas registradoras, el cambio no fue "robótico" sino "logístico".

Luego la "robótica" podrá optimizar aún más el proceso (robots limpiando los pisos o reponiendo estanterías si tal cosa fuera posible y rentable) pero, el cambio de fondo no tuvo que ver con los robots.

Cuando un camionero yanqui o canadiense (no recuerdo si era de uno u otro país) propuso estandarizar el empaque de las mercaderías a puerto en los CONTAINERS, ese modelo cambió por completo y para siempre el transporte de mercaderías (y no sólo por mar que es donde más impacto tiene, también en los trenes y camiones).

Este cambio es revolucionario y modificó los puertos, los barcos y el modo de cargarlos... pura logística.

Quizás la "robótica" permita camiones autónomos o grúas más informatizadas haciendo la carga pero, el cambio de fondo fue logístico.

La logística a la fecha, ha tenido mil veces más impacto que la robótica en el mundo laboral... pero, era el tema de moda en los 50s... hoy nadie escribe bonitos artículos sobre la logística (se la da por incorporada al paisaje como la lluvia)... el tema de moda es la robótica !

Además, hago notar que el 80% de los supuestos "robots" no son otra cosa que informática pura y dura aplicada a procesos o maquinismo del tradicional un poco más automatizado.

Las embotelladoras de bebidas son hijas de las máquinas, no de los robots. Los robots poco impacto van a tener en un proceso altamente industrializado (maquinizado) como el de las embotelladoras.

¿ Para qué queremos un robot en una embotelladora de Coca Cola que envasa 10.000 botellas por hora con tres operarios de control ?... ¿ se justifica un 'robot' por los tres operarios que quedan ?

Lo que ha cambiado el mundo laboral, comercial e industrial ha sido siempre la LOGISTICA... todo lo demás (robots incluídos) son herramientas e hijos de la LOGISTICA.

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Fleischman
Dario Ruarte escribió
 robots limpiando los pisos o reponiendo estanterías si tal cosa fuera posible y rentable
Los robots que limpian el piso (roombas y similares) hace años que son baratos e invadieron las casas. En el carrefour hay estanterías llenas con millones de modelos y precios. Pero, ¿quién limpia el suelo en el pryca? Justo: un humano...
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Kuznacti
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Fleischman
guia del desfiladero escribió
Ya se puede automatizar la mitad de las tareas de un abogado”
Afortunadamente participar en foros de peak oil aún no está entre ellas...
La noche es oscura y alberga horrores. Y el pico de Fleischman ya llegó.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Galbi
Fleischman escribió
guia del desfiladero escribió
Ya se puede automatizar la mitad de las tareas de un abogado”
Afortunadamente participar en foros de peak oil aún no está entre ellas...
¿Estás seguro? ¿Te apuestas el bocadillo del recreo en ello?

No des ideas...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Dario Ruarte
Hola!, soy el Robot que atiende los foros de Darío y puedo confirmar que realizamos estas tareas con toda competencia.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
El impuesto “Amazon” a la robotización, una necesidad

Amazon abre tiendas robotizadas y convierte en robots las manos de sus trabajadores. El impuesto sobre las maquinas inteligentes, una necesidad


https://www.estrelladigital.es/articulo/tecnologia/impuesto-amazon-robotizacion-necesidad/20180201172701340716.html
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Quién y cuándo perderá su trabajo en España, según un informe de PwC
Una interesante investigación realizada por la consultora desmiente algunos mitos, como que serán los peor preparados los que se verán afectados antes por la automatización

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-02-13/quien-cuando-perdera-trabajo-espana-pwc_1520769/
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Los empleos que estarán más amenazados por los robots en España

El 34% de los puestos podrían ser automatizados en 2030, según PwC

http://www.lavanguardia.com/economia/20180220/44939134566/empleo-trabajo-robots-espana.html
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Un médico-robot empieza a tratar pacientes en un ambulatorio de China
Un doctor humano se encarga de supervisar y avalar los diagnósticos del androide Doctor Asistente AI

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/gente/medico-robot-empieza-tratar-pacientes-ambulatorio-china_1268972.html
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Colombo
El cerebro aprende de forma completamente diferente a lo que se suponía desde el siglo XX.

El cambio en el paradigma de aprendizaje abre nuevos horizontes para diferentes tipos de algoritmos de aprendizaje profundo y aplicaciones basadas en inteligencia artificial que imitan nuestras funciones cerebrales, pero con características avanzadas y a una velocidad mucho más rápida.
...sabe, si empieza a acumular detalles la visión general del caso cambia...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

hector77
¿Seguro??????????
No lo digo por ti, sino por eso supuestos cientificos sesudos y estudiosos
Regla numero uno ( o uno y medio): no privilegies ninguna profesion sin ser critico con ella

Una revisión invalida miles de estudios del cerebro
Un fallo informático y malas prácticas generalizadas ponen en entredicho 15 años de investigaciones

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Colombo
Este mensaje fue actualizado el .
...esa si que es gorda. Seguro que alguien se sacó algún master y todo.
...sabe, si empieza a acumular detalles la visión general del caso cambia...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Colombo
Una Inteligencia Artificial se presenta a alcalde en la ciudad de Tama, Tokio

La Inteligencia Artificial, que ha sido bautizada con el nombre de Michihito Matsuda, parece funcionar con un simple lema: La inteligencia artificial cambiará la ciudad de Tama. Si el candidato actual Michihito Matsuda pasa a ganar la mayoría de los votos durante esta elección, eso los convertiría en el primer alcalde de IA (Inteligencia Artificial) del mundo, dando paso a una nueva ola de posibilidades para el distrito.
...sabe, si empieza a acumular detalles la visión general del caso cambia...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Dario Ruarte
En respuesta a este mensaje publicado por hector77
hector77 escribió
¿Seguro??????????
No lo digo por ti, sino por eso supuestos cientificos sesudos y estudiosos
Regla numero uno ( o uno y medio): no privilegies ninguna profesion sin ser critico con ella

Una revisión invalida miles de estudios del cerebro
Un fallo informático y malas prácticas generalizadas ponen en entredicho 15 años de investigaciones

De esto va una de las notas de Greer !!.

No hablando del problema del cerebro sino de la DISTORSION en los estudios científicos que estamos viviendo.

Resulta que desde hace unas décadas los investigadores tienen que FINANCIARSE para sus estudios y, las empresas sólo financian los estudios que desean (los que les convienen). Entonces, "el huevo es formidable para tu salud" consigue fondos de la industria huevera pero "el huevo te mata" queda sin financiación. (un ejemplo aclaro)

En la práctica entonces, aparecen diez estudios sobre "lo bueno que es el huevo" y ninguno sobre "el huevo te mata" porque, los que siguen la segunda línea de investigación no consiguen fondearse.

Esto produce una enorme disparidad entre la "realidad real" y "la realidad según lo que financiamos".

A eso hay que sumar que, quienes desean financiamiento (en el fondo tienen que comer como cualquiera) no trepidan en SESGAR DATOS o CONCLUSIONES con tal de "ajustarse" a la línea del financiamiento.

En vez de "tener CIENCIA" lo que tenemos es "PROPAGANDA disfrazada de CIENCIA"

Brutal.

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

Colombo
China está introduciendo la inteligencia artificial como asignatura en los institutos

La introducción del libro de texto "Fundamentos de la inteligencia artificial" (Xiaoou Tang) en grados medios es el primer paso de un ambicioso programa piloto de educación secundaria en IA que se extenderá por toda China y que supone un pilar más dentro de la estrategia del país por ganar la carrera mundial en este campo.

La intención del Gobierno de China es construir una industria nacional de inteligencia artificial con un valor de 150.000 millones de dólares estadounidenses. Quieren que este sector nacional lidere el sector mundial. Además, hace casi un año, anunciaron su plan de desarrollo para conseguir su objetivo y se marcaron una meta: ser los mejores en IA en el año 2030.
...sabe, si empieza a acumular detalles la visión general del caso cambia...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Si China utiliza esto para presentar un telediario, ¿cómo no va a automatizar otros trabajos?

https://intereconomia.com/tecnologia/un-robot-con-inteligencia-artificial-presentara-un-telediario-en-china-20180601-1316/
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Kanbei
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Fleischman

La tecnología que viene: los ocho esenciales
Inteligencia artificial, realidad aumentada, blockchain, drones, internet de las cosas, robots, realidad virtual e impresión en 3D transformarán la industria


https://www.cerodosbe.com/es/viajeros/la-tecnologia-futuro-ocho-esenciales_567425_102.html#
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Una sociedad cada vez mas robotizada

guia del desfiladero
En respuesta a este mensaje publicado por Colombo
Así serán los restaurantes del futuro
Los robots encuentran su espacio en algunos negocios gastronómicos de EEUU

https://www.elperiodico.com/es/extra/20180729/restaurantes-con-robots-6948100
123456